Published On: Mie, dic 19th, 2012

“Grandes desastres tecnológicos”, el libro imprescindible para “techies”

El libro hace un repaso por todo aquello que los grandes medios de comunicación no supieron contarle sobre los fallos de la tecnología como que la carrera espacial no fue tan exitosa, que las averías de su coche vienen previstas desde fábrica o que Chernóbil en los últimos años se ha convertido en una zona rebosante de vida salvaje.

Se repasan en este libro los desastres más significativos de la historia relacionados con la tecnología. La mayoría han sido sucesos que han llegado a la prensa y, por lo tanto, al gran público en mayor o menor medida pero, por lo mismo, han llegado sesgados por la limitada capacidad de la prensa para explicar cuestiones tecnológicas que, además, en el momento de saltar a la fama no eran conocidas más que por minorías de científicos o ingenieros a los que se les ha concedido, en el mejor de los casos, apenas unos minutos en la pantalla. La opinión del público se ha visto mediatizada por ello, tanto por las limitaciones de quienes hablaban del suceso como por la inevitable politización de todo lo relacionado con elementos estratégicos como la energía atómica, la carrera espacial, la salud o los intereses comerciales de la informática.

En consonancia con el creciente papel de la tecnología en la Sociedad, salen a relucir muchos más casos a partir de la segunda mitad del siglo XX que en toda la historia anterior, pero es que la Segunda Guerra Mundial se comenzó transportando los cañones en mulas y se terminó con bombas atómicas, misiles y aviones a reacción y es desde entonces cuando la Tecnología ha dirigido con mano férrea los avances de la Humanidad… ¿Avances?… No todos, desde luego.

grandes desastres tecnologicosNo pretende ofrecer en este libro La Verdad Definitiva sobre estos temas, pero sí que hace un esfuerzo por dar una visión que, además de amena, está exenta de intereses políticos, comerciales o estratégicos con la esperanza de servir al lector para hacerse con una opinión mejor informada sobre temas polémicos y que afectan muy directamente a nuestras vidas.

La intención no es ofrecer una enciclopedia de los desastres, ni es tratar todos ellos de la misma manera, porque no se aprende lo mismo de la catástrofe de Chernóbil que de la caída de ‘las bombas de Palomares’, ni es tan compleja la caída del Puente de Tacoma como la misión del Apollo XIII.

Veremos algunos casos conocidos y otros no tanto de tecnologías que han fallado estrepitosamente, pero que en muchos casos lo han hecho pese a que estaban bien programadas para evitarlo, en la mayoría de esos casos porque el ego que tenemos los humanos nos puede (¿el miedo a que el monstruo de Frankenstein nos supere?) y ha hecho que alguien, quizá creyéndose más capaz que las máquinas, desactive las precauciones del sistema, logrando que falle gracias a nuestro insistente deseo (más bien estupidez) de llevar la contraria a lo que otros habían planificado. Ese alguien por fin tuvo sus cinco minutos de televisión, aunque no como quisiera. Estamos hablando de Chernobil, por ejemplo.
En otros casos, por el contrario, una serie de fallos que no estaban bien previstos han llevado a los sistemas al borde del desastre, pero el trabajo bien hecho del conjunto de técnicos que trabajaron en ello lo evitó o, al menos, evitó lo peor de la catástrofe y enseñó el camino para hacerlo mucho mejor la próxima vez. Por ejemplo, y sin salir de las técnicas nucleares, el accidente de la central de Harrisburg en la Isla de las Tres Millas, que podría haber terminado igual que el de Fukushima.

 

“Grandes desastres tecnológicos”, el libro imprescindible para “techies”
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>