Published On: Vie, ene 18th, 2013

El Fondo Social de Vivienda, la enésima tomadura de pelo de los bancos

La idea de que los bancos cedan viviendas para quienes han sido desahuciados por los propios bancos es chocante desde que se oye. Como ya estamos acostumbrados a las malas artes de los banqueros y a su hábito de falsear los balances para que siga pareciendo que todo da beneficios hasta que se levanta la alfombra y afloran las pérdidas, al oír que se crea este fondo social de vivienda hay que reprimir el primer instinto, que todos llevamos dentro, que nos induce a pensar que por fin se les habrá ablandado el corazón a los banqueros. Seguro que hay alguna trampa.

A pesar de que la norma que regula este Fondo Social de Vivienda es todavía una simple disposición adicional y no se sabe cómo se va a articular, no sería de extrañar que por los pasillos del Ministerio de Economía se estuviesen arrastrando los lobbistas de los bancos para conseguir que la participación del banco en el Fondo, haya que ceder (de la manera que sea) la titularidad del banco.

¿Y esto qué ventajas tiene? Una muy sencilla, en tanto se produzca una transmisión del inmueble al Fondo Social de vivienda el activo queda anotado en las cuentas del banco con su valoración actual y sigue pareciendo que el banco es solvente. En realidad, si el banco tuviese que vender a precio de mercado esas viviendas que va a “ceder” para los desahuciados, obtendría una fracción de lo que tiene anotado en sus libros como valor de la vivienda. De esta manera, el banco cedente obtiene un balón de oxígeno que le permite mantener la solvencia durante dos o tres años para ir ganando tiempo mientras inventan otras formas de maquillar los balances y/o conseguir más dinero de las arcas públicas para que los ciudadanos paguemos sus malas prácticas bancarias.

Por eso, es de suponer, se habrá oído que los bancos aportan cientos o miles de viviendas alegremente como si una vocecita en su conciencia les hubiese dicho que ya es hora de ayudar a la gente en vez de dedicarse a repartirse las ganancias entre los accionistas y pedir ayudas públicas para tapar las pérdidas.

La solución para todo este problema de la vivienda no es otra que la amortización obligatoria de los inmuebles en manos de los bancos en un plazo corto que obligue a que las propiedades estén en el mercado a precio de mercado en vez de mantener los precios tan artificialmente hinchados que tienen hoy día.

desahucio

El Fondo Social de Vivienda, la enésima tomadura de pelo de los bancos
1 vote, 5.00 avg. rating (97% score)

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>