" />
Published On: Mie, Nov 21st, 2012

Las redes sociales le plantan cara a Telecinco

La cadena de Berlusconi parece no haber comprendido nada de lo ocurrido hace meses con su programa La Noria.

Para quien no conozca éste incidente, básicamente consistió en que el citado programa de televisión de Telecinco pagó una considerable suma de dinero a la madre (y responsable civil subsidiaria) de un menor condenado por el asesinato de Marta del Castillo, un asunto que en España tuvo una enorme repercusión mediática acrecentada por el escabroso hecho de que, aún a sabiendas de que la muerte de la joven se produjo tal y como se relató en el juicio (cada testigo o imputado dio su propia versión, eso sí) el cadáver nunca ha llegado a aparecer. Indignado por el hecho de que una persona pudiese hacer negocio con la muerte de una persona, un joven llamado Pablo Herreros, que ahora se ha hecho relativamente famoso, inició una campaña en las redes sociales para que los usuarios exigieran a los anunciantes que retirasen su publicidad de ese programa para no financiar el macabro espectáculo. Y, sorprendentemente, las empresas empezaron a reaccionar y una vez caída la primera ficha de dominó todas las demás dejaron al hasta entonces exitoso programa sin un mísero anuncio que lo financiase.

Al peor estilo italiano, en Telecinco encajaron el golpe sin pestañear y mantuvieron el programa como si no pasara nada con la intención, es de suponer, de no permitir que un incidente en las redes sociales pudiera influir en su programación.

Y ahora es cuando aparece la cabeza de caballo en la cama de Pablo Herreros en forma de querella. Pura mafia.

El motivo por el que se supone que han podido interponer esta querella es bien sencillo: se trata de un aviso a navegantes. No van a permitir que nadie salga indemne por atacar a un negocio que produce tantos millones de euros con una programación centrada en programas basura a base de famosillos, supuestos escándalos, confesiones lacrimosas y bajos instintos; la perfecta definción de telebasura.

Ahora viene la segunda parte de un combate más difícil todavía.

Otra vez las redes sociales se movilizan para evitar que esta querella llegue a buen puerto. A través de Change.org se ha iniciado una campaña para que los anunciantes retiren ahora TODA su publicidad de Telecinco, empezando por los principales anunciantes:

L’Oreal
Trivago
Ferrero
P&G
García Carrión
Carrefour
Orange
El Corte Inglés
Mattel
Nestlé España
Danone
P&G Comunicación

La campaña va disparada y ha superado con mucho a la anterior recogida virtual de firmas pero ahora el objetivo es más difícil.

En los despachos de las multinacionales los teléfonos estarán echando humo al grito de “¡Qué pasa!! o “¿Qué es esto?”.  Desde Telecinco se estarán haciendo llamadas a los anunciantes para que no retiren sus campañas de la cadena (no se sabe si al estilo mafioso u ofreciendo descuentos millonarios) y en la calle y en las redes sociales Telecinco ha vuelto a perder una magnífica oportunidad para estarse callada en vez de acabar demostrando por qué hacen esos programas y la clase de gente que son.

Si estás a favor de que los anunciantes retiren su publicidad de Telecinco hasta que retire la querella a Pablo Castellanos, haz click en el cuadro de abajo. Si crees que telecinco hace bien, simplemente siéntate en tu butaca y usa el mando a distancia. Eres libre de elegir.

 

 

 

 

Displaying 1 Comments
Have Your Say
  1. Elvira dice:

    Retiren sus anuncios, por favor, pagan a asesinos.

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>