Published On: Jue, Jun 20th, 2013

Los poderosos enseñan las garras en el caso Cajamadrid

La instrucción del caso Cajamadrid ha qudado seriamente dañada tras anular la Audiencia Provincial de Madrid el auto del juez Elpidio José Silva Pacheco que iniciaba una de las partes fundamentales del procedimiento y en el que se basaba el encarcelamiento de Miguel Blesa presidente de la entidad durante las maniobras que la llevaron a su hundimiento.

Para situarse:

  • no existe un procedimiento general contra CajaMadrid o sus directivos
  • hasta ahora ha habido dos procedimietos separados: uno por la compra del City National Bank of Florida por el que se pagó un precio desproporcionado y otro, que ya ha sido desgajado y asignado a otro juzgado, por un présamo de 26 milllones de euros a Díaz Ferrán, dinero que luego se evaporó en la quiebra de Viajes Marsans
  • Miguel Blesa fue colocado por designación política pese a su nula experiencia bancaria al frente de CajaMadrid por el Partido Popular; por eso la fiscalía (que ejecuta jerárquicamente érdenes del Fiscal General del Estado designado por el Gobierno) se ha puesto de su lado desde el primer momento
  • de existir un procedimiento contra la colocación de las preferentes sería comptencia de la Audiencia Nacional por haberse llevado a cabo en todo el país y el altísimo número de estafados

My Favorite Bank Logo... The Bear!

Lo que ha pasado ahora es que la Audiencia Nacional ha considerado que existe una desproporción entre lo investigado y las medidas que se han adoptado (entre ellas la prisión sin fianza del “banquero”) porque entiende que se debería aportar más información sobre el perjuicio y la torpeza de los ejecutivos para poderlos llevar a la cárcel. Así se lo han pedido a la Audiencia Provincial de Madrid los carísimos abogados que defienden a Blesa (cuyos honorarios no sería de extrañar que se estuviesen pagando por el sustituto de Bárcenas y anotándose a mano en una libreta) y el Fiscal, con instrucciones expresas del Gobierno.

Al juez que tuvo la osadía de encarcelar a un banquero ya le han llegado las amenazas para que hoy mismo lo ponga en libertad o se prepare para un rio de problemas que acabarían con su separación de la carrera judicial. No sería el primer caso en España en que un juez pierde la plaza por tocarle las narices a la banca. Dan miedo. Mucho miedo.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>