Published On: Mie, Jun 26th, 2013

¿Dónde terminará la fuga de Snowden?

Desde que hace unas semanas Edward Snowden decidiera dejar de mantener el secreto de las vigilancias masivas en Internet en Estados Unidos, su vida parece escrita por un guionista de cine de espías. Y es guionista de cine porque si estuviésemos hablando de una novela de LeCarré no habría tanta repercusión mediática como el caso está teniendo.

snowden-jet.si

Aparte de lo que constantemente aparece en los medios de comunicación sobre sus peripecias hay varios factores que no conviene perder de vista cuando se trata este caso:

  • el espionaje denunciado por Snowden es legal en Estados Unidos. En virtud de la Patriot Act, los cuerpos de seguridad pueden intervenir comunicaciones sin orden ni control judicial. Basta con que a cualquier agente (o a cualquier programa de rastreo) se le ocurra que alguien puede ser sospechoso para que toda su actividad online asea escrutada hasta el más mínimo de los detalles. Tampoco es de extrañar; Estados Unidos es el único país de la OCDE que permite la detención sin denuncia, sin motivación, sin control judicial y sin límite de tiempo. Si te acusan de terrorismo, pueden encerrarte hasta que a ellos les parezca y no tendrás derecho a decir nada ni a un juicio justo ni nada que recuerde a una democracia occidental.
  • empezando por Rusia, son muchos los países que no tienen tratado de extradición con Estados Unidos por lo que las extradiciones han de acordarse caso por caso y mediante las compensaciones oportunas
  • la participación de Google, Facebook, Microsft y Apple en este caso ha sido bastante triste. Después de tanto prometer que garantizaban la privacidad a los usuarios de sus servicios, resulta que son un libro abierto para las docenas de miles de agentes de la seguridad nacional estadounidense
  • el papel de la Unión Europea se puede calificar entre decepcionante y patético. El que todas las compañías punteras en Internet sean estadounidenses y no haya ningún referente europeo no puede significar automáticamente que todos los europeos vayamos a quedar bajo la legislación estadounidense y la “guerra contra el terror” de las sucesivas administraciones Bush y Obama
  • conforme pasa el tiempo, se entiende más la precipitación de los suecos en conceder a Obama el Nobel de la Paz. No sólo no ha cerrado Guantánamo sino que no ha modificado una coma de la ley en la que se apoya esa y todas estas tropelías contra la libertad y los derechos humanos, la Patriot Act, amén de haber reforzado las ejecuciones sumarias mediante aviones no tripulados y no haber puesto a la sangría que suponen las armas de fuego.

Con todos estos ingredientes y pareciendo que ahora mismo Snowden está en la zona franca del aeropuerto de Moscú, lo más probable es que Snowden acabe asilado en Ecuador, dejándose guiar por Assange y Wikileaks. Permanecer refugiado en países, como Rusia, donde se persigue a los periodistas y se pisotea un dia si y otro también la libertad de información no sería seguro para alguien que podría perfectamente ser moneda de cambio en alguna oscura maniobra de Putin y compañía.

Se admiten apuestas. 🙂



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>