Published On: Mie, Jun 11th, 2014

La UE saca "tarjeta amarilla" a Filipinas y Papúa Nueva Guinea por pesca ilegal, pero WWF pide más acciones

Bruselas, Bélgica, 10 de junio de 2014: WWF ha aplaudido hoy la advertencia de la Comisión Europea a dos naciones pesqueras, Filipinas y Papúa Nueva Guinea, de que aborden con urgencia su incumplimiento de las prácticas de trazabilidad internacional en productos pesqueros, las medidas de control y los requisitos del marco de gestión para combatir la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (IUU) después de repetidas peticiones de que lo cumplan a lo largo de estos años.

La advertencia de la Comisión Europea ha venido en forma de “tarjeta amarilla”, utilizada en el marco jurídico del Reglamento de Pesca Ilegal de la Unión Europea, que ahora pone a estos países en una lista provisional de quienes no cooperan en la lucha contra la pesca ilegal. Si se ignora la advertencia de la Comisión, estos países pueden enfrentarse a una prohibición total del comercio de productos pesqueros en la UE bajo un escenario de “tarjeta roja”.

“Esto no es un ejercicio de señalar a las naciones, sino más bien, un ejercicio en el cumplimiento de la aplicación efectiva de las leyes y reglamentos de pesca internacionales. Tiene que haber consecuencias para aquellos que continuamente evitan las reglas del juego. La tarjeta amarilla, como en el fútbol, ofrece una última oportunidad para desarrollar un juego limpio y no ser expulsado de la cancha “, dijo Raúl García, Coordinador de Pesquerías de WWF España.

WWF apoya esta iniciativa de la UE, destacando su eficacia para promover mejoras en el terreno de las prácticas de gestión pesquera. Sin embargo, la organización también señala que como líder en el mercado de productos del mar, la UE tiene que demostrar un mayor compromiso, junto con actores clave, como Estados Unidos y Japón.

“La eliminación de los miles de millones de euros de negocio que supone la pesca ilegal en todo el mundo necesita un esfuerzo concertado y global. Los principales mercados de productos pesqueros, como la UE, EE.UU. y Japón, deben establecer barreras igualmente eficaces para mantener el pescado capturado ilegalmente fuera de sus circuitos y, por lo tanto, de manera conjunta desalentar estas actividades en todo el mundo “, dijo Raúl García.

EE.UU. y Japón acordaron esfuerzos comunes con la UE para combatir la pesca ilegal en septiembre de 2011 y julio de 2012 respectivamente, pero no se han puesto en marcha acciones en estos estados clave para el mercado. WWF pide a la UE, EE.UU., Japón y a otros gobiernos que inicien negociaciones sobre un plan de acción concreto para combatir conjuntamente el comercio de productos de pesca ilegal en la Conferencia de los océanos del Departamento de Estado de EE.UU., que se celebrará en Washington DC el 16 y 17 de junio de 2014.

La UE es actualmente el único estado del mercado con un marco legal que impone barreras al comercio de productos pesqueros. La evidencia de los impactos positivos del Reglamento de Pesca Ilegal está siendo patente con rapidez, pero un bloqueo total contra la entrada de productos de la pesca ilegal dista mucho de ser una realidad, con una aplicación muy desequilibrada de medidas de control de fronteras por parte de los Estados miembros de la UE.

Barco pesquero



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>