Published On: Lun, Jun 16th, 2014

La Guardia Civil desmantela una organización dedicada a exportar hachís oculto en dobles fondos de camiones

España es un punto habitual de entrada de drogas desde África y América aunque una parte de ese tráfico es interceptado por la Guardia Civil y la Policía Nacional.

Buena parte de la droga introducida tiene como destino terceros países ya que, una vez conseguida la entrada en suelo europeo, la permeabilidad de las fronteras comunitarias facilita su reexportación.

La tardición exportadora española, con su enorme flujo de camiones que hacen las rutas desde las costas mediterráneas españolas hasta los mercados europeos facilita el tráfico de estupefacientes hasta sus mercados finales.

Tráfico de estupefacientes

España es un punto de entrada muy importante del tráfico de estupefacientes desde África y América hacia Europa.

La Guardia Civil en el transcurso de la operación  BALTOS desarrollada en Almería y Málaga, ha detenido a 7 personas pertenecientes a una organización criminal lituana con infraestructura en España, dedicada a la exportación de hachís oculto en dobles fondos de camiones trailers, que trasladaban a países bálticos y Rusia. En la operación se han intervenido 800 kilogramos de hachís.

Las investigaciones se iniciaron cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento  de la existencia de unas personas de nacionalidad lituana y asentadas en España, que podrían estar dedicando a la adquisición, ocultación, preparación y exportación de importantes cantidades de droga.

En la investigación se constató que algunos de los miembros de la red ya habían estado implicados en operaciones de narcotráfico en diversos países europeos y en el Caribe, por lo que se vieron obligados a  cambiar de lugar de residencia debido a la presión policial para poder seguir con sus actividades criminales en España.

Durante los servicios de control y vigilancia a los que fueron sometidos los integrantes de la organización, los agentes pudieron poner de manifiesto que la organización estaba dirigida por personas asentadas en Europa del Este, que con frecuencia se desplazaban a España, otros países de Europa, Marruecos y Sudamérica para dar instrucciones oportunas y supervisar las operaciones de narcotráfico a los integrantes instalados en esos países.

Para el desarrollo de las actividades ilícitas, la red contaba con personal afincado en Málaga, donde poseía un piso que era utilizado por la  organización que se desplazaba a España y como garaje de vehículos que permanentemente tenían alquilados.

Igualmente, en la provincia de Almería contaban con una nave industrial, gestionada por dos lituanos, quienes mediante cobertura legal de una empresa de importación y exportación de frutas, facilitaban un lugar seguro para el almacenamiento y ocultación de la droga, su preparación y posterior exportación.

Debido a que el pasado mes de mayo los agentes pudieron comprobar  como desde Letonia y Rusia varias personas de la red se desplazaron a Málaga   para manteniendo frecuentes contactos con los integrantes de la red asentados en España y ante las sospechas sobre una inminente operación de tráfico de estupefacientes, la Guardia Civil incrementó lo controles de sobre la organización

Fruto de estos controles, se pudo comprobar como algunos integrantes de la organización después de adquirir en centros comerciales de Málaga y Almería utensilios de embalaje, monos de trabajo, guantes, etc., se desplazaban a la nave de Almería. Al sospechar que estuvieran manipulando y preparando la droga  para su traslado, se procedió a la detención en la nave de 6 personas y a la intervención de 800 kilos de hachís que ya habían sido embalados y preparados para ser ocultados en estructuras metálicas que posteriormente iban a introducir en un doble fondo de un camión tráiler que partiría cargado de frutas a los Países Bálticos.

Paralelamente, la Guardia Civil detuvo en la puerta de embarque de un vuelo que partía de Málaga, a otro miembro del grupo que intentaba huir de España.

Debido a la gran movilidad de la organización los investigadores contaron con apoyos de EUROPOL, Drugs Enforcement Administration (DEA) de Estados Unidos, Gendarmería marroquí y de la Policía de Lituania;  realizando estos últimos,  coordinada y simultáneamente con los agentes de la Guardia Civil, investigaciones sobre los objetivos cuando se encontraban en dicho país, lo que permitió conocer en todo momento las pretensiones de la organización y el avance de sus actividades

La operación ha sido desarrollada por el Equipo Contra el Crimen Organizado (ECO) de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil con sede en Tenerife, apoyados por el ECO  de Málaga y de otras Unidades de la Guardia Civil de Almería y Málaga.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Buscar en el portal