Published On: Mar, Jul 29th, 2014

Jaume Matas en la cárcel

Resulta increíblemente fácil que un individuo al que sorprenden robando una radio de un coche ingrese en prisión. Si se trata de un político, parece que los tiempos en la justicia se congelan y son necesarios varios lustros para que al final alguno de ellos acabe entre rejas, especialmente si son del partido que gobierna. En Mallorca, la otra Marbella, poco a poco van ingresando en prisión todos los que se han llenado los bolsillos durante décadas a costa de unos ciudadanos que, curiosamente, eran los que estaban viviendo por encima de sus posibilidades.

El que fuera ministro del Partido Popular y expresidente del Gobierno de Baleares ha entrado ayer lunes en la cárcel de Segovia, no siendo capaz de alargar lo ineludible a partir de que el 19 del mes de marzo de 2012 fuera sentenciado por la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca a condenas que totalizaban media docena de años de cárcel por los delitos de fraude a la Administración, falsedad de documento oficial y mercantil, malversación y tráfico de influencias. Con posterioridad el Supremo redujo la pena a nueve meses.

Jaume Matas a la cárcel 00

 

Todo ello teniendo en cuenta que el político, cuya carrera se ha desarollado principalmente en Baleares, “un ejemplo” para Mariano Rajoy, ha hecho todo lo posible para para limitar su encarcelameinto. Sus desesperados intentos finales resultaron ser un fracaso desde que el miércoles 23 del mes de julio la Audiencia de Palma rechazó los últimos dos recursos presentados por sus abogados.  Se trataba de una segunda solicitud indulto (el primero fue denegado por el Gobierno el 11 del mes de julio) y otro en el que sostenía que el Tribunal Constitucional debía hacer un pronunciamiento todavía sobre la solicitud de amparo que todavía se estaba tramitando.

 

 
Jaume Matas entra en la cárcel por la contratación ilícita y el pago de subvenciones al conocido periodista Antonio Alemany. Globalmente, 483.186 euros. El tribunal resolvió que Matas y Alemany (con una dilatada carrera como anterior director del Diario de Barcelona, del Diario de Mallorca, del semanario Opinión y de El Día de Balears) llegaron al acuerdo de después de las elecciones autonómicas de 2003 que el periodista redactase las intervenciones públicas del cargo público, incluido el de su investidura, cuando aún no podía retribuirle con cargo a los presupuestos de la administración porque no había tomado posión del cargo para el que había sido elegido.

 



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>