Published On: Vie, Feb 20th, 2015

¿Qué empresas están perforando en el Ártico?

Las alarmas que periódicamente vienen lanzando las organizaciones ecologistas sobre el riesgo de las perforaciones petrolíferas en el Ártico suele centrarse en los riesgos que tales explotaciones conllevan en una zona tan difícil. Aunque ahora los bajos precios del petróleo han frenado a las  multinacionales, algunas de ellas siguen activas en la búsqueda de oro negro en esta zona, aún a sabiendas de que un escape como el ocurrido en el Golfo de México sería allí imposible de solucionar por el rigor del clima polar. ¿Cuáles son las empresas cuya codicia nos tiene en este estado de “que no nos pase ná”?

Plataforma petrolífera en el Ártico

La civilizada y superdemocrática e igualitaria Suecia, por ejemplo, figura entre los países que no se andan con tonterías cuando se trata de negocios petrolíferos. Con la misma facilidad con la que organizan una fiesta infantil para enseñar a los peques cómo se le revientan los sesos a una foca de un solo estacazo, la empresa Lundin Petroleum lleva tiempo ejecutando perforaciones en el mar de Barents.

Italia también participa en la fiesta y su empresa pública Eni va a mandar una plataforma al ártico noruego para comenzar su actividad en verano en el punto de perforación más al norte que existe.

Estados Unidos  tiene tres jugadores en el terreno de juego: Shell, ExxonMobil y Chevron, aunque solo la primera mantiene planes activos y están pendiente de la decisión del presidente Obama para perforar en el mar de Chukchi en las aguas de Alaska.

Rusia cuenta con la presencia de Gazprom y Rosneft. La primera se encuentra perforando dado que la segunda ha sido sancionada, junto a Exxon, por Rusia.

Deshielo y precio del crudo

Estos días no hemos enterado de que este pasado mes de enero se ha batido un nuevo récord. La extensión de hielo ártico en enero de 2015 ha sido la tercera más baja en ese mes desde 1979. El sector del petróleo, uno de los causantes del cambio climático que está detrás de este deshielo, mira con ojos golosos el mar que se va abriendo en la frontera del Ártico.

Las buenas noticias es que no es muy rentable. El Ártico es un océano remoto y con unas condiciones climáticas duras. Con la bajada del precio del barril, por debajo de los 60 dólares, muchas de estas empresas están sentándose en el banquillo y congelando, nunca mejor dicho, sus planes de exploración.

Pero precisamente la causa de esta buena noticia, el precio del barril, es la otra cara de la moneda. En cuanto tenga un precio aceptable para rentabilizar agujerear el fondo marino ártico  en busca de petróleo, las empresas se levantarán del banquillo y entrarán de nuevo en el juego.

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>