Published On: Lun, Oct 5th, 2015

Aunque no se hable de ellos, Boko Haram sigue siendo una amenaza mortal en la región

Pese a los avances del ejército, los ataques de Boko Haram en Nigeria, Camerún, Chad y Níger se han cobrado la vida de al menos 1.600 personas desde principios de junio, con lo que la cifra de muertos asciende ya a al menos 3.500 civiles únicamente en 2015. Así lo ha manifestado Amnistía Internacional mientras el Consejo de Derechos Humanos de la ONU (CDH) debate un informe elaborado por el alto comisionado de las Naciones Unidas para los derechos humanos sobre el conflicto.

“La cifra de personas muertas en lo que va de año es realmente estremecedora, con más de 3.500 bajas civiles en menos de 300 días”, ha manifestado Netsanet Belay, director de Investigación y Trabajo de Incidencia en África de Amnistía Internacional.

“Los gobiernos de los países afectados deben tomar todas las medidas legales necesarias para garantizar la seguridad de la población civil de las zonas afectadas.”

Una pintada a favor de Boko Haram en Damasak, 24 de marzo de 2015. REUTERS/Joe Penney – RTR

Hoy, mientras el CDH debate los abusos y violaciones de derechos humanos cometidos en el contexto del conflicto, Amnistía Internacional reitera su llamamiento para que se brinde a la población civil protección adecuada frente a los ataques de Boko Haram.

Amnistía Internacional pide asimismo a los gobiernos investigaciones urgentes y exhaustivas sobre las graves violaciones de derechos humanos cometidas por sus fuerzas de seguridad. Tras la publicación, el 3 de junio, de un informe de Amnistía Internacional, el presidente Buhari se comprometió a investigar los indicios de que las fuerzas militares nigerianas han cometido violaciones graves de derechos humanos, crímenes de guerra y actos que pueden constituir crímenes de lesa humanidad. Hasta el momento, no se ha abierto ninguna investigación.

“Han pasado casi cuatro meses desde que el presidente Buhari prometió investigar los graves delitos de derecho internacional destacados por Amnistía Internacional en su informe”, ha manifestado Netsanet Belay.

“Miles de víctimas siguen esperando justicia. El presidente Buhari y su nuevo gabinete deben tomar medidas urgentes para investigar de manera rigurosa todos los delitos de derecho internacional cometidos tanto por Boko Haram como por las fuerzas de seguridad nigerianas.”

De igual modo, en Camerún, tanto Boko Haram como las fuerzas de seguridad estatales han cometido delitos de derecho internacional y violaciones de derechos humanos. Esos delitos no han sido objeto de una investigación efectiva. Amnistía Internacional pide al gobierno de Camerún que inicie urgentemente investigaciones exhaustivas, independientes, imparciales y transparentes sobre los delitos de derecho internacional cometidos por todas las partes del conflicto su país.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>