Published On: Mar, Nov 10th, 2015

El invierno acecha a los refugiados que se dirigen hacia centroeuropa

GINEBRA, Suiza,5 de noviembre (ACNUR/UNHCR) – Ante la continua llegada de un elevado número de refugiados e inmigrantes a las costas de Europa a través del Mediterráneo, ACNUR ha hecho hoy llamamiento por valor de 96,15 millones de dólares destinados a ofrecer una asistencia adicional a los refugiados para que puedan hacer frente a los meses de invierno en Grecia y los otros países afectados de los Balcanes.Se espera que las duras condiciones meteorológicas en la región agraven el sufrimiento de los miles de refugiados e inmigrantes que llegan a Grecia y atraviesan los Balcanes. Con esta situación podrían perder la vida más personas si no se toman medidas con urgencia. El nuevo plan de ACNUR para el invierno anticipa que se podrían registrar más de 5.000 llegadas diarias desde Turquía entre noviembre de 2015 y febrero de 2016.

Este plan se centra en la puesta en marcha de medidas de apoyo a los países afectados como Croacia, Grecia, Serbia, Eslovenia y la Antigua República Yugoslava de Macedonia, con el objetivo de evitar el riesgo de que se produzca una tragedia humanitaria y la pérdida de vidas durante los meses de invierno.

© ACNUR/UNHCR/M. Henley. Un refugiado se acurruca para protegerse del frío en la frontera entre Serbia y Croacia.

© ACNUR/UNHCR/M. Henley. Un refugiado se acurruca para protegerse del frío en la frontera entre Serbia y Croacia

Concretamente, ACNUR trabajará en la preparación, adaptación y renovación de cara al invierno de centros de acogida y recepción ya existentes, y en la instalación de infraestructuras de emergencia como tiendas de campaña familiares, unidades de alojamiento para refugiados y pabellones equipados con calefacción.

La mayoría de los refugiados se verán expuestos al frío y a condiciones climáticas adversas durante su viaje. Por ello, los paquetes de ayuda incluirán ropa de abrigo y mantas, así como otros artículos básicos para protegerse de los elementos, y serán distribuidos entre personas con necesidades específicas.

Si bien el transporte en autobuses o trenes funciona en muchas zonas, en varios lugares hay tramos de carreteras en los que los refugiados e inmigrantes tienen que caminar para acceder a las instalaciones de recepción y registro. En el caso de que las autoridades locales u otras contrapartes no puedan ofrecer soluciones alternativas, ACNUR, como medida temporal, considerará transportar a refugiados y solicitantes de asilo a los centros de recepción para acelerar su acceso a los servicios de asistencia y protección, y así reducir su exposición a los elementos. Del mismo modo, ACNUR trabajará con las autoridades nacionales y locales, con la Cruz Roja, ONG y redes de voluntarios locales para cubrir las posibles carencias en la provisión de comida y bebida calientes en las principales zonas de llegada y en los centros de recepción.

ACNUR también trabajará en la preparación de cara al invierno de los sistemas de suministro de agua (aislamiento de tuberías, bombas, depósitos y reservas de agua para evitar que se congelen, así como la provisión de sistemas de calefacción para todos los puntos de suministro de agua) y de instalaciones de saneamiento (aislamiento de tuberías de aguas residuales, fosas sépticas y depósitos de agua para evitar su congelación, agua caliente para duchas y la provisión de sistemas de calefacción adecuados para aseos, duchas, lavabos e instalaciones de lavandería).



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>