Published On: Sab, Ene 21st, 2017

Las artimañas de las eléctricas encarecen el recibo de la luz

El precio de la luz marca récords durante esta semana situándose por encima de los 95 euros por Mw. Según las palabras del ministro de Energía, Álvaro Nadal, la falta de agua y de viento y el consumo de Francia debido al parón nuclear están detrás de este aumento tarifario. Sin embargo, se debe señalar una vez más que no son las condiciones meteorológicas las que más peso tienen en esta subida del precio. Es la mala regulación del sector energético que desde 1997 sigue favoreciendo a un oligopolio eléctrico que ante la situación actual y la pasividad del regulador comete abusos tarifarios.

La auditoría real de los costes energéticos es una de las demandas que la sociedad civil ha reivindicado durante años y que sigue desoyéndose por el legislativo. En un mercado marginalista donde la última energía que entra en el sistema es la que marca los precios permite a las grandes compañías eléctricas decidir cuál será esa energía y por tanto el precio final. Así se consiguen obtener beneficios millonarios, como es el caso de la energía nuclear que, teniendo un coste inferior a 20 euros, por Mw recibe de promedio entre 50 y 60 euros, única razón que justifica el temerario alargamiento de su vida útil.

Un enorme lucro que se suma a la financiación que han recibido tradicionalmente las empresas energéticas, los 3.500 millones de euros de Costes de Transición a la Competencia que se embolsaron o los continuos pagos por capacidad que premian las tecnologías más obsoletas. Además, hay que tener en cuenta la bolsa que se introduce en la ley de 1997 destinada a pagar las amortizaciones de las centrales de carbón, hidráulicas y nucleares.

Por ello, Ecologistas en Acción señala que es necesario eliminar los beneficios caídos del cielo que reciben las grandes eléctricas, a las que, aún en situaciones de emergencia como la ola de frío, se les permite seguir duplicando y triplicando el precio real de la electricidad. Es fundamental abordar en el marco de una ley orgánica de cambio climático y transición energética la eliminación el actual sistema de tarificación. En este sentido, las renovables, el autoconsumo y la mejora del aislamiento de las viviendas son piezas clave para reducir nuestra factura en un mundo con el precio de los combustibles fósiles en continuo crecimento. El desenganche de las empresas del oligopolio eléctrico en favor de las cooperativas de energía verde es el primer paso que, como ciudadanía, podemos dar para exigir el cese de estos abusos tarifarios.

Por último y más importante, debemos recordar que estos incrementos se ensañan especialmente con los siete millones de españoles que ya tienen dificultad para pagar el recibo de la luz o que ya están en situación de pobreza energética, sin que existan a día de hoy medidas efectivas que eviten los cortes de suministros de luz, agua y calor a las familias vulnerables de toda España.

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>