Published On: Mie, Feb 8th, 2017

Detenida una banda de chilenos que robaba cajeros automáticos con explosivos

Se desplazaban a Europa durante el invierno austral para delinquir.
También se dedicaban a los robos en domicilios y la comisión de estafas, habiéndose detectado en este último caso 2.200 víctimas, a las que sustrajeron documentos de identidad y tarjetas bancarias para extraer dinero en efectivo.
La mayoría de los detenidos, de origen chileno, invertían los beneficios obtenidos en la adquisición de vehículos de gama alta, propiedades inmobiliarias y oro.

Agentes de la Policía Nacional y de los Mossos d’Esquadra han desarticulado una organización criminal dedicada a la comisión de diferentes delitos de índole patrimonial. La investigación se ha realizado en dos fases que han permitido la detención de 23 personas.

La primera fase de esta investigación, ejecutada íntegramente por el Cuerpo de Mossos d’Esquadra, se inició en el mes de abril de 2016 y finalizó el 3 de agosto del mismo año.  En este período se identificó y se detuvo a 14 personas, la mayoría de origen chileno, que se dedicaban de forma sistemática a efectuar estafas, robos con fuerza en domicilios y a violentar cajeros automáticos utilizando gases explosivos.

Delitos contra el patrimonio

Las estafas cometidas por la organización desarticulada consistían en sustraer documentos acreditativos y tarjetas bancarias para después hacerse pasar por sus titulares y extraer dinero en efectivo en la entidad bancaria. Para perpetrar estos fraudes, además de los integrantes de la red, de nacionalidad chilena, colaboraban en el delito ciudadanos españoles que, a cambio de una determinada cantidad, se hacían pasar por sus titulares. Cometían los delitos por toda Cataluña y en otras zonas de España como Valencia, Vitoria y Pamplona.

Explosivos elaborados con una mezcla de gases

Por otro lado, sus conocimientos en materia de explosivos les permitieron cometer robos en cajeros automáticos utilizando una mezcla de gases. Concretamente se les atribuye el robo perpetrado durante la noche de San Juan en el interior de un centro comercial de una población del Vallès Occidental. En este caso explotaron dos cajeros automáticos y, para garantizar su huida, cortaron diversas vías de accesos poniendo colchones a los que habían prendido fuego, arrojaron clavos metálicos y cruzaron diversos vehículos sustraídos. Por lo que se refiere a robos con fuerza en domicilios se les atribuyen 20 delitos, repartidos igualmente en diferentes municipios de Cataluña.

En la segunda fase de la investigación se constituyó un equipo conjunto entre unidades de la Policía Nacional y del  Cuerpo de Mossos d’Esquadra, debido a que los sospechosos habían comenzado a operar en la Comunidad de Madrid. En este caso, la investigación se inició en junio y ha finalizado en enero pasado, con la realización de siete entradas y registros en diferentes domicilios de poblaciones catalanas y con la detención de nueve personas, la mayoría de origen chileno, a los que se les atribuyen robos con fuerza en domicilios y cajeros automáticos, nuevamente mediante el uso de explosivos.

Respecto a los robos con fuerza, se les atribuyen quince hechos, la mayoría cometidos en domicilios de la comarca de La Selva, el Gironès, Maresme y Vallès Oriental. Su objetivo principal era sustraer dinero en efectivo, joyas y objetos electrónicos. También se les imputan la autoría de dos nuevos robos en cajeros automáticos utilizando gases explosivos, uno cometido a finales de junio en Riudellots de la Selva, de donde se apoderaron de 7.300 euros y otro en Badalona, en grado de tentativa. En este segundo, los delincuentes tiraron a las vías de acceso próximas unos 500 clavos metálicos para dificultar la respuesta policial y poder huir. Como consecuencia de ello varios vehículos particulares sufrieron pinchazos en las ruedas e incluso un peatón resultó herido al pisar una de estos clavos.

Igualmente se les consideran autores de los delitos de tenencia de útiles y aparatos explosivos, así como de daños agravados, por los desperfectos provocados con motivo de las explosiones, además de los robos de vehículos que utilizaron en sus acciones delictivas.

Las investigaciones han permitido también la identificación de personas del entorno delincuencial de los detenidos, todas fuera de España, que colaboraban con la organización criminal falsificando la documentación y gestionando la compraventa de los objetos robados en los domicilios. Igualmente se les han podido imputar a algunos de los detenidos un delito contra la salud pública, aprehendiéndose cuatro kilos de marihuana aproximadamente. Se ha constatado demás la alta movilidad de los detenidos, algunos de éstos acumulan antecedentes en diferentes países de la Unión Europea, en algunos casos hasta en cuatro países diferentes. Policialmente se tiene la constancia de sus acciones delictivas en Francia, Alemania, Bélgica, Holanda, Suecia, Italia y Reino Unido.

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>