" />
Published On: Mar, Jun 20th, 2017

La UE impone sus condiciones en las negociaciones del Brexit

Sólo se negociarán las condiciones de la futura relación cuando haya un “acuerdo de divorcio”

La situación política británica hizo temer por una negociación a una banda pero al final la delegación británica acudió a la mesa de negociaciones para pactar el acuerdo del Brexit.

Por la parte europea, hace ya tiempo que se viene trabajando duramente en estas negociaciones. Primero se establecieron las posiciones políticas sobre las que había que partir, después se difinió un método de negociación y en tercer lugar se formaron los equipos negociadores. Los británicos acuden con su tarea cogida con alfileres; nio siquerea pueden garantizar que el equipo negociador se vaya a mantener en su puesto una semana más o varios meses. Lo más grave, sin embargo, es que tampoco saben cuál es su posición política más allá del “to’pa’mí” que vienen practicando sus políticos más gritones con el apoyo entusiasta de la prensa amarillista (la que más vende, con diferencia, en el reino Unido).

La primera toma de contacto entre ambas ayer lunes se saldó con una victoria por goleada para el equipo negociador europeo. No es difícil imaginar la ventaja de la Unión Europea en todo lo relacionado a tratados internacionales, legislación y burocracia a todos los niveles: si de algo saben en Bruselas, es de eso.

Al terminar el encuentro entre los jefes de filas de cada uno de los equipos negociadores el terreno de juego ya está delimitado. Tal y  como manifestó Michel Barnier por parte europea, la negociación se va a llevar simultáneamente en tres frentes: la situación en la que quedan los nacionales de uno y otro lado, la factura de la salida y cómo se organiza política y ténicamente la frontera de Irlanda del Norte.

Theresa MayEl negociador británico, David Davis, no ha tenido más remedio que admitir el marco negociador impuesto por la Comisión Eropea, lo que en el fondo viene a demostrar que la posción británica no es tan firme en la mesa de negociaciones como cuando gritan con una pinta en la mano en los pubs londinenses. Buena parte de culpa en esa debilidad le corresponde a Theresa May, por el desastroso resultado de su apuesta por una mayoría conservadora al adelantar las elecciones.

Pese a todo, Davis quiso lanzar un aviso a quien piense que esto va a ser fácil: “Lo importante no es cómo se empieza, sino cómo se acaba”.

 

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>