" />
Published On: Mie, May 30th, 2007

“La Soledad”

Europa Press

El largometraje, único representante español en la sección oficial de Cannes, estrena la novedad técnica de la polivisión

El director Jaime Rosales, que regresa a la gran pantalla cuatro años después de su ópera prima “Las horas del día”, retrata en su nueva película “La soledad”, la “inercia de la vuelta a la vida”, según el propio director. La película se estrena el próximo viernes, 1 de junio.

Una mujer separada que pierde a su hijo en un atentado terrorista, una persona mayor que sufre la incomprensión de los suyos, o tres hermanas con un futuro incierto por delante, tendrán que superar sus problemas “volviendo a planchar, a comer”, porque “eso es lo que ocurre en la vida diaria”.

Adela, interpretada por Sonia Almarcha, es una joven separada que decide abandonar su pueblo natal para irse a Madrid junto a su hijo pequeño. Antonia (Petra Martínez), es la dueña de un supermercado de barrio y tendrá que resolver los conflictos que le plantean sus tres hijas Nieves, Helena e Inés, siendo esta última la nueva casera de Adela en su aventura madrileña.

Con un reparto completado por actores como Juan Margallo, Nuria Mencía, Miriam Correa, María Bazán, José Luis Torrijo, o Luis Bermejo, entre otros, Rosales consigue una obra coral donde se pretende “mostrar lo contrario de lo habitual”. Por ejemplo, obviar la autoría de un atentado, porque “eso siempre conlleva un exceso de peso político”, destacó.

POLIVISIÓN

La película, que se convirtió en la única representante española en la sección oficial del Festival de Cannes (“todavía estoy aterrizando de esa nube”, admitió), se ha convertido en el primer largometraje en utilizar el método de la polivisión. La pantalla queda dividida en dos mitades iguales en formato cinemascope, aportando un punto de vista diferente sobre una misma escena, que el director espera convertir “en el primer eslabón destinado al uso de otros cineastas”.

La facilidad que esta nueva manera de hacer cine ofrece al espectador, tanto en comprensión como en un aumento de imágenes para poder contemplar distintas situaciones, se convirtió en una ligera dificultad para los miembros del reparto.

“En muchos momentos te encontrabas hablando de frente a la cámara, y eso es una prueba muy dura”, reconoció Torrijo. De la misma opinión era la protagonista de la cinta, Almarcha, para quien, a pesar de ser una técnica que, una vez aprendida “es sencilla”, destacó los problemas para “mantener los estados emocionales que tenía una secuencia completa”.

PROFESOR ANTES QUE DIRECTOR

De esta manera, Rosales continúa con su apuesta iniciada en el año 2003 con “Las horas del día”, que se dio a conocer precisamente en Cannes, de apostar por “nuevas formas de percepción”. No sólo en su forma de rodar sino, como él mismo señaló, en la selección de actores, donde antepone siempre “las conexiones con el personaje a interpretar” y la búsqueda de “un equipo al servicio de la película”.

Es por ello que todo el elenco de actores coincidió en señalar a Rosales como “un profesor que enseña, antes que como un director”, Fue Margallo mucho más allá al definirle como “la persona que te deja desnuda ante la cámara”.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>