" />
Published On: Lun, Oct 15th, 2007

Festival de Otoño

Europa Press

Esperanza Aguirre presentó hoy la XXIV edición del certamen que se espera que celebre sus bodas de plata en los teatros del Canal

El Festival de Otoño, que arranca hoy, contará en su programación con los montajes de Deborah Warner, la Comédie y Krystian Lupa. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, acompañada por el consejero de Cultura y Turismo, Santiago Fisas, y el director artístico del Festival, Ariel Goldenberg, presentaron el inicio del certamen que el año que viene cumplirá 25 años, unas bodas de plata que esperan poder celebrar en los nuevos teatros del Canal.

Así lo señalaron Aguirre y Fisas quienes admitieron que el retraso en las obras de estos recintos escénicos se debe a “problemas con los remates”. El consejero de Cultura y Turismo recordó que, antes de decidir quien dirigirá este espacio, primero “debe salir a concurso la gestión privada con un pliego de condiciones muy concreto”. “Creemos en la titularidad pública y la gestión privada de este tipo de recintos”, apostilló Esperanza Aguirre.

En los Teatros del Canal está previsto que se desarrollen los numerosos festivales de la Comunidad de Madrid como el Festival de Otoño o Madrid en Danza, además de acoger la programación del Teatro Albéniz, que aseguró que permanecerá abierto hasta la inauguración de los teatros del Canal. Debido a esto, Fisas reconoció que los gestores que se encarguen de este proyecto apenas tendrán tiempo para otro tipo de programaciones.

MÚSICA Y CINE.

El Festival de Otoño de este año abrirá el telón esta noche, precisamente en el Teatro Albéniz, con “Concerto Fotogramma”, un espectáculo que combina música y cine bajo la batuta del oscarizado compositor y director italiano Nicola Piovani.

La directora y la actriz principal de “Happy Days”, Deborah Warner y Fiona Shaw, respectivamente, acudieron también a la presentación del arranque del Festival. Este espectáculo, en cartel desde mañana hasta el 21 de octubre en las Naves del Español/Matadero Madrid, lleva a escena una particular visión de la obra de Samuel Beckett a cargo de la compañía Natinal Theatre, fundada en 1963 y una de las más prestigiosas de Gran Bretaña.

Warner señaló que “Happy Days” “sigue las definiciones de un clásico y tiene una calidad épica que se muestra a través del personaje principal, con el que se analiza profundamente la condición humana”. La directora de escena aludió al estreno de esta función en el Teatro de Epidauro, uno de los más emblemáticos de Grecia y en el que nunca antes se había representado una obra que no fuese un clásico en el sentido estricto.

“Tenemos la suerte de ver por primera vez las obras de Beckett con ojos nuevos. Nosotros ya no pertenecemos a esa generación, por lo tanto somos más libres y éste es un momento de transición excelente para revisitar sus obras”, argumentó.

Para ello, los responsables del montaje han huido de las tradicionales e intimistas puestas en escena de esta función creando una “superficie planetaria que ocupase todo el espacio y a través de la cual se vislumbra el cambio climático, el desierto, la tierra quemada”. Por otra parte, Deborah Warner reconoció que las obras de Beckett “se han sobreintelectualizado haciendo creer al público que no entenderá nada. Esta no es forma de ir al teatro”, dijo.

LA IMPORTANCIA DE LA COMEDIA.

A este respecto, Fiona Shaw, que interpreta a la protagonista de “Happy Days”, resaltó lo “divertida” que es esta función. “Beckett y yo nacimos en Irlanda y en cada una de las líneas de esta obra me parece escuchar a mi madre. Puede que Samuel Beckett sea un poco gris pero esta obra no lo es. El autor considera que la vida es terrible pero, sin embargo, en esta función hay un humor que la llena de sentido y encanto”, dijo.

La actriz, que interpreta a una mujer de mediana edad enterrada en la arena, primero hasta la cintura y luego hasta el cuello, aludió a la dificultad añadida que supone esta circunstancia. “Beckett es muy duro con las actrices. Es difícil ensayar en estas condiciones. Cada hora parábamos para jugar un rato al badminton. Ahí ha estado el secreto del éxito”, señaló.

Fiona Shaw indicó que su personaje representa “la desesperanza como alternativa” y aseguró que “los momentos más interesantes de la función tienen lugar cuando ella se detiene y mira al abismo. Los silencios son esenciales y aquí resultan más musicales”, admitió.

PROMOCIONAR EL TEATRO.

Esta nueva edición del Festival de Otoño ofrecerá no sólo teatro sino también música, danza y circo. Esperanza Aguirre recordó que la labor de la Comunidad de Madrid es “promocionar las artes escénicas” y aclaró que en ningún caso desea “competir” con la programación de los empresarios privados.

“Nuestra intención, más bien, es la contraria. Haremos todo lo posible para que el Festival no interfiera en otras propuestas de la cartelera madrileña sino que sea un complemento de ella y ofrezca al público de la capital la posibilidad de traer obras que no se han visto”, explicó al tiempo que ensalzó la tarea de los empresarios privados “que sostienen la pujante vida teatral madrileña”, afirmó.

La XXIV edición del Festival de Otoño de la Comunidad de Madrid se desarrollará hasta el 18 de noviembre en 15 espacios escénicos de Madrid capital y 7 municipios de la región. Esta nueva cita ofrecerá 32 espectáculos, de los que 28 son internacionales, con un total de 142 funciones.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>