¿Cómo puedo perder peso? Carlos Rivera

Ahora que viene el verano a todos nos entra agonía por esos kilos de más que hemos ganado en invierno y además pensamos que si nos apuntamos en mayo o en junio al gimnasio y nos empezamos a mover, para julio o agosto estamos como cuando teníamos 18 años. Es el error típico de la mayoría de nosotros.

La pérdida de peso es simplemente un desequilibrio negativo entre las calorías que ingerimos y las que gastamos, es la única forma de perder peso.
Entonces ¿qué hago para perder peso?. Muy sencillo hay que gastar mas calorías de las que ingerimos, pero con precauciones, sin poner en peligro nuestra salud. No podemos dejar de comer drásticamente, sería peligroso. Hay que comer menos pero sobre todo mejor. Dieta equilibrada, no saltarse comidas. Un error muy común es desayunar poco, comer mucho y cenar mal. El desayuno debe ser tan importante, casi, como la comida y en la comida evitar los excesos. Comer entre horas, no es malo, siempre que sea algo de fruta, frutos secos, etcétera y evitar bollos, fritos y demás.
Para personas físicamente activas se recomienda:
- 2/3 raciones de pescados carnes y huevos al día
- lácteos 3/4 raciones al día
- frutas 2/3 raciones al día
- verduras y hortalizas 3/6 raciones al día
- cereales, legumbres y frutos secos 6/12 raciones al día
(Las raciones que aquí se especifican varía según el alimento al que se refieren; así una reación de fruta equivale a una pieza, una ración de legumbres equvale a unos 50 grs., una ración de lácteos equivale a un yoghourt o a un vaso de leche,etc.)
Lo único que tendríamos que hacer es adaptar el número de raciones a la edad, tipología, actividad diaria... etc. Para esto seria muy buena la ayuda de nuestro médico o endocrino, que nos podrá orientar correctamente.

Otra de las claves para la pérdida de peso es el incremento del ejercicio físico o de nuestra actividad física. La actividad física que hagamos ha de ser de tipo aeróbico, es decir poco intensa pero larga (andar, trote suave, bicicleta...). No nos sirve de nada pegarnos una paliza de 10 minutos a tope, es más saludable y mejor para nuestro objetivo, realizar ejercicios generales, poco intensos pero largos, ejercicios que nos permitan mantener una respiración casi normal y que no aceleren en exceso nuestro corazón. Estos ejercicios dependerán de nuestra edad, estado de forma, composición... Un entrenador cualificado y preparado deberá ser el encargado de hacernos nuestro plan de trabajo, teniendo en cuenta todo lo dicho anteriormente. Lo ideal seria contar con un Licenciado en Educación Física o en su defecto un diplomado o un técnico.

Para terminar os daré unos consejos que pueden ser tan importantes como todo lo dicho hasta ahora:
- Ser pacientes y constantes. En dos semanas no podemos perder lo que hemos ganado en años.
- No obsesionarnos, la mente es importante, nos puede ayudar o terminar de hundirnos
- Dejarnos aconsejar por buenos profesionales y hacerles caso
- Hacer de todos estos consejos y recomendaciones, una rutina diaria y dar un giro a nuestra vida y hacerla saludable.

Otros articulos