La familia en crisis

Hoy es el Día de la Familia, y yo me pregunto ¿qué es la familia? ¿qué es lo que se celebra exactamente hoy? me gustaría hacer una reflexión sobre este concepto y sobre la llamada crisis de la familia.

Resulta bastante obvio, porque es el modelo de familia que tenemos en mente, decir que la familia es la unidad doméstica compuesta por dos adultos, hombre y mujer, y la prole conjunta de ambos. Esta es una definición clásica pero ¿es que acaso no es familia la unidad doméstica compuesta por un adulto y su prole?, si no fuese así estaríamos afirmando que una hombre o una mujer viudos que viven con sus hijos no son familia. Así que aceptaremos que eso también es familia, reconocida como monoparental.

Y entonces llegamos a la fórmula de familias mixtas, de matrimonios anteriores y de las familias con adultos del mismo sexo. En cualquier caso es una unión de personas que trabajan juntas para procurse la satisfacción mutua de las necesidades económicas, sexuales y reproductivas, fundamentalmente.

Se habla de la crisis de la familia y en la mayoría de las ocasiones se refieren a ello por la 'desestructuración' de la familia tradicional y la baja natalidad y parece que todo el mundo esté muy preocupado por el asunto, sin embargo me resulta una actitud bastante hipócrita cuando vivimos en una sociedad que se preocupa por fomentar y aumentar el consumo, cuyo interés principal no es la familia y la vida personal sino que el dinero se mueva y que, incluso en época de crisis ecónomica se nos insta a gastar (claro está que todo el mundo tiene que comer). Una sociedad que trató de alienar a la mujer atándola a las tareas domésticas y al televisor porque resultaba ventajoso para la economía hasta que se dió cuenta de lo productivo que sería económicamente que la mujer trabajase y aportase unos ingresos al hogar que permitirían incrementar el gasto en bienes de consumo.

Esa sociedad que no mira hacia el interior de la persona que no se preocupa de fomentar la natalidad, la vida en pareja y el desarrollo personal, aunque formalmente haya cada vez más planes destinados a eso entiendo que no se le está dando un valor real y que no hay una verdadera consideración de estos aspectos.

Por lo que sí estamos muy preocupados es por la natalidad, ya digo que formalmente porque somos el país europeo que menos ayudas concede (un 0,7 del PIB frente al 2,7 en el resto de Europa), aunque no creo que sea por un sentimiento altruista sino más bien por la necesidad objetiva de crecimiento poblacional para el mantenimiento de las condiciones sociales creadas. En este punto a la falta de ayudas hemos de tener en cuenta no solo la falta de ayudas sino que provenimos de un régimen que fomentó exarcebadamente y de un modo casi coercitivo la natalidad, hubo un tiempo, y aún esta en la mente de muchas mujeres, en que se pensaba que una mujer sin hijos y un marido era una piltrafa, una fracasada social. Afortunadamente la forma de familia de esa época sí que está en crisis.

La familia es una forma de organización social, la más básica y antigua, que ha ido evolucionando y que no parece estar próxima a desaparecer. Lo que está en crisis, según mi opinión, es la concepción de familia que hemos descrito al principio de este artículo y considero que es para los estrechos de miras, para los conservadores y los cobardes que se asustan ante el cambio para los que la familia está en crisis y que lo único que tenemos que hacer para que la familia se restituya como organización social básica es no mirar con malos ojos a la persona que abandona su puesto de trabajo unas horas para llevar a su hijo al médico o atender una necesidad de su padre, su madre o su pareja, sin que tenga ninguna importancia el sexo o condición de esa pareja.

Otros articulos