Vacuna contra la Malaria

Europa Press

La vacuna contra la malaria podrá aplicarse de forma eficaz a escala mundial dentro de cinco o seis años, según afirma el doctor Pedro Alonso, investigador del Centro de Salud Internacional del Hospital Clinic de Barcelona, con sede en Mozambique, que dirige el proyecto.

Los expertos estiman que cada año se diagnostican en el mundo entre 300 y 500 millones casos de malaria (el 90% en Africa), y provoca alrededor de 2 millones de muertes anuales, de los que la mitad son niños menores de cinco años. Asimismo, se prevé que el 50% de la población mundial está en riesgo de contraer la enfermedad en 2010, en más de 90 países.

Para explicar la situación actual de esta enfermedad, los máximos investigadores de todo el mundo participaron en la reunión científica internacional 'Malaria: un reto para la humanidad', celebrada en el Ministerio de Sanidad y Consumo.

El doctor Pedro Alonso explicó en rueda de prensa que los ensayos clínicos en fase II de la vacuna contra la malaria, realizados en niños mozambiqueños de uno a cuatro años, demostraron la eficacia de la vacuna en un 30% contra los episodios clínicos de malaria, en un 45% frente a la infección primaria por 'Plasmodium falciparun' y en un 58% frente a la forma más grave de la enfermedad.

En las próximas semanas, los ensayos se ampliarán a niños menores de un año para, más adelante, desarrollar el estudio final en fase III previo al registro del producto, que podría llevarse a cabo, en su opinión, en 2009 ó 2010.

En este sentido, el doctor Juan José Picazo, jefe del Servicio de Microbiología Médica del Hospital Clínico de Madrid, indicó que hay esperanzas fundadas en todo el mundo de que en breve se dispondrá de una vacuna eficaz, que sería la única posibilidad de reducir la incidencia y mortalidad de esta patología.

La vacuna, bautizada como 'RTS,S/AS02A' ha sido desarrollada por GlaxoSmithKline Biologicals, y cuenta con la colaboración financiera de la Fundación Bill Gates y el apoyo institucional del Ministerio de Sanidad de Mozambique.

No obstante, el doctor Alonso advirtió de que la vacuna será muy útil para luchar contra la malaria, pero por sí sola no servirá para controlar o erradicar la enfermedad, sino que serán necesarias otras medidas de control vectorial, como mosquiteras impregnadas en insecticida, y el desarrollo de servicios sanitarios adecuados y de fármacos para la población de riesgo.

ENFERMEDAD EMERGENTE EN ESPAÑA POR LOS INMIGRANTES.

Por otra parte, el doctor Rogelio López-Vélez, jefe de la Unidad de Medicina Tropical y Parasitología Clínica del Hospital Ramón y Cajal, advirtió que la malaria se está convirtiendo en una enfermedad emergente en España, donde había quedado erradicada en los años 60.

Según el doctor López-Vélez, esta patología está creciendo progresivamente en España, de manera que cada año se declaran unos 500 casos aunque, según sus estimaciones, se producen entre 700 y 800 casos anuales.

A su juicio, el 75% de estos casos se trata de inmigrantes que vienen a España, y el 25% restantes de personas que viajan a países de riesgo y contraen la enfermedad. No obstante, aseguró que el riesgo de que la malaria vuelva a instaurarse en España es "posible pero improbable", porque para ello tendría que producirse un cambio climático y la invasión de mosquitos subtropicales capaces de transmitir la enfermedad. "No se trata de una amenaza para Occidente", subrayó.
Otros articulos