Recuperar los mares de Europa

Europa Press

La Comisión Europea presentó hoy la Estrategia Temática sobre la Protección y la Conservación del Entorno Marino, que pretende resolver los problemas medioambientales de los mares y océanos de todo el territorio europeo para volver a una situación de normalidad en 2021.

En la actualidad, el 15% del territorio europeo está en un entorno marino. Sin embargo, según Bruselas, existen ejemplos de ecología marina sometida a "gran presión" en algunas zonas de la UE, como los mares Báltico y Mediterráneo, debido a los efectos del cambio climático, la pesca comercial, el vertido de hidrocarburos, la introducción de especies no autóctonas, la eutrofización, la contaminación por sustancias peligrosas y la contaminación microbiológica.

Hasta ahora existen medidas destinadas a controlar y reducir el impacto sobre el medio ambiente marino, pero se desarrollan según un enfoque sectorial que ha dado nacimiento a un conjunto de políticas, legislaciones, programas y planes de acción a nivel nacional, regional, europeo e internacional. En la Unión, existe una serie de políticas que tratan del medio ambiente marino, pero no hay ninguna política global, que regule la protección marina.

Por este motivo, la Comisión Europea propone una estrategia europea integrada que combina el objetivo de desarrollar la economía marítima y mantener pleno el potencial de las actividades vinculadas al mar de una manera ecológicamente viable.

CINCO REGIONES

La propuesta define objetivos y principios comunes a nivel europeo, organizando cinco regiones marinas en unidades de gestión. Las 'regiones marinas' se definirán sobre la base de sus características hidrológicas, oceanográficas y biogeográficas.

Así, el trabajo se dividirá en cinco áreas: el Mediterráneo, vuelto vulnerable por el turismo y el desarrollo costero; el Báltico, sobre todo afectado por problemas de eutrofización, tráfico marítimo e instalaciones extraterritoriales; el Mar Negro, en particular, afectado por la eutrofización y la sobrepesca; el Atlántico Norte, expuesto a muchos riesgos de accidentes y el Mar del Norte, donde se concentran explotaciones petrolíferas y gaseras litorales, tráfico marítimo y sobrepesca.

Cada estrategia integrará objetivos operativos, plazos y programas de medidas específicos. Con el fin de minimizar los costes de puesta en marcha y sacar provecho del peritaje y la experiencia existentes, los planes de acción se inspirarán, cuando proceda, en convenios y acuerdos marinos regionales.

En la opinión del comisario europeo de Medio Ambiente, Stavros Dimas, "la estrategia hará del pilar medioambiental de la política marina de la UE algo fundamental". "Los Estados Miembros tendrán que cooperar estrechamente, entre ellos y con aquellos países terceros con los que compartan mares", añadió.

Según Dimas, la urgencia de aprobar esta estrategia, de acuerdo con la política global que llegará en 2006, se debe a que "será el pilar medioambiental de la política que se va a ocupar de las necesidades socioeconómicas".

La estrategia está compuesta por una comunicación, dirigida a los Estados Miembros, y una propuesta para una directiva, así como una declaración de impacto adicional.

En la opinión del comisario griego, la evaluación de impacto es "muy positiva" porque "los beneficios de esta estrategia serán mucho más altos que los costes". Igualmente, justificó la necesidad de la estrategia porque "las medidas que existen no son suficientes". "La mayoría de las medidas europeas no están destinadas a proteger el medio marino como tal", señaló.

"CAMBIO CLIMÁTICO"

"Los mares y océanos de Europa aportan una enorme contribución a nuestra calidad de vida y a nuestra prosperidad económica, pero se están deteriorando a causa de la sobreexplotación, la contaminación, el cambio climático y una serie de otros factores", explicó Dimas.

Y es que, según datos comunitarios, el 81% de la contaminación del agua viene del hombre. Amenazas como los vertidos y la extracción de petróleo o los vertidos de otras sustancias peligrosas ponen en peligro el medio ambiente de mares y océanos, que representan el 71% de la superficie del planeta.

"Es un área donde hay una necesidad fuerte de un acercamiento europeo integrado y dominante", indicó, y añadió: "Queremos asegurar que los ciudadanos europeos hoy y en el futuro puedan beneficiarse de mares y océanos que sean seguros, limpios, saludables y ricos en naturaleza".
Otros articulos