Origen de Cristóbal Colón

Europa Press

El director científico de los Estudios de Identificación de Cristóbal Colón y miembro del Departamento de Medicina Legal de la Universidad de Granada, José Antonio Lorente, transmitió hoy un mensaje de "moderado optimismo" por los resultados obtenidos hasta el momento en relación a los orígenes de Colón tras analizar 477 muestras de ADN del cromosoma Y de posibles descendientes en España, Francia e Italia.

Sin embargo, según dijo el investigador, que pronunció hoy en Granada la conferencia 'Aportaciones históricas y actuales del ADN', "no se han podido concluir los trabajos" porque "faltan técnicas genéticas" capaces de analizar el ADN del cromosoma Y de hace cinco siglos, por lo que trabaja, junto a otros expertos, en nuevos marcadores que permitan "validar" los experimentos.

Así, según dijo, se ha concluido el estudio de regiones de ADN no codificante del cromosoma Y de un total de 255 muestras de personas de apellido 'Colom' en España y sur de Francia, 113 de apellido 'Colombo' de las regiones del norte de Italia, y 109 muestras correspondientes a "población de referencia" de la zona de Cataluña pero que no se apellidan Colom.

Las 255 muestras de apellido "Colom" de España y sur de Francia se distribuyen del siguiente modo: 125, en Cataluña; 50, en las islas Baleares; 45 en la comunidad valenciana; y 35, del sur de Francia. Las de Italia, recogidas en un proceso coordinado desde la Universidad 'Tor Vergata' de Roma, corresponden a Liguria (47), Lombardía (52) y Piamonte (14).

Pero, como ya señaló, los resultados actuales por comparación del ADN del cromosoma Y de Hernando Colón, hijo del Almirante y cuyo ADN es idéntico al del descubridor, "no permiten diferenciar los orígenes de Cristóbal Colón" tras haber llegado a un punto donde se han empleado al máximo los procedimientos científicos "en uso".

Lorente explicó que los marcadores (o loci) usados en este momento (STRs y SNPs), que son los que la comunidad científica internacional tiene como validados y aceptados, y que por lo tanto son los únicos aplicables con garantías, "no tienen la suficiente capacidad de encuadrar a Cristóbal Colón dentro de un marco geográfico determinado".

Por ello, es necesario, según el investigador, y en ello trabajan desde hace varios meses junto con otros muchos grupos internacionales, desarrollar dos nuevos tipos de marcadores, que serían nuevos SNPs de cromosoma Y que permitan mayor individualización, y mini-STRs para el uso en muestras degradadas y de bajo número de copias (LCN).

"Es importante que se entienda que la cantidad de ADN extraída de los restos de Hernando Colón y de Cristóbal Colón es muy limitada", subrayó Lorente, y que es "responsabilidad" de los investigadores usarla en los análisis "sólo cuando haya garantías científicas de éxito con técnicas validadas y aceptadas universalmente".

El director del estudio sobre Cristóbal Colón matizó que éste es un trabajo científico y por lo tanto es "riguroso" y a la fuerza "lento", por lo que en ningún momento "se van a adelantar conclusiones que no cumplan con los más estrictos criterios científicos, aunque ello origine --como de hecho lo hace-- retraso en la obtención de conclusiones".

En relación al lugar donde descansan los restos mortales de Cristóbal Colón, los estudios ya concluyeron que los huesos que hay en la Catedral de Sevilla son los de Cristóbal Colón. Sin embargo, considerando que en esta tumba no están todos los huesos correspondientes a una persona, sino que sólo hay una parte de los mismos, hay que considerar "muy seriamente" la posibilidad de que haya parte de los restos en otro lugar, muy probablemente en Santo Domingo (República Dominicana), de acuerdo a los traslados que sufrió el cuerpo del Almirante.

Esta no es, sin embargo, una conclusión científica, porque no ha sido posible aún realizar un estudio genético de los restos que se hallan en Santo Domingo, aunque sería "muy interesante" que en un futuro estudio la ciencia pudiese corroborar esta posibilidad, concluyó Lorente.
Otros articulos