" />
Published On: Dom, Nov 14th, 2004

Probada con éxito la propulsión iónica

Europa Press

Trece meses después de su lanzamiento por un Ariane 5, el satélite SMART-1 de la Agencia Espacial Europea (ESA) debería entrar en órbita lunar la próxima noche del lunes al martes, según anuncia la agencia.

SMART-1, que no se posará en la Luna, trabajará desde su órbita operacional a partir de enero de 2005 durante seis meses o un año. Su misión consiste en cartografiar la topografía y composición minerológica del satélite natural de la Tierra para buscar huellas del supuesto impacto de la Tierra con un asteroide gigante cuyos restos serían el origen de la Luna.

En el transcurso de su largo periplo, SMART-1 ha descrito una trayectoria en espiral alrededor de la Tierra con el fin de acercarse al punto de captura por la Luna y al mismo tiempo realizar todos los objetivos de demostración tecnológica que constituían la primera parte de la misión.

Por primera vez, Europa probó un sistema principal de propulsión helioeléctrica, a base de motores iónicos alimentados en corriente eléctrica por paneles solares, que supone un ahorro de 1 a 5 comparado con la propulsión química clásica.

SMART-1 innova también con una carga útil miniaturizada -siete instrumentos y sólo 19 kg en total- destinada a telecomunicaciones, navegación vía satélite y experiencias científicas en la fase de crucero.

SMART-1 fue lanzado el 27 de septiembre de 2003 por un cohete Ariane desde el centro espacial guyanés de Kuru. El motor iónico se puso en marcha a los tres días del lanzamiento para colocar el SMART-1 en posición segura por encima de los cinturones de radiación que rodean a la Tierra.

El motor iónico de SMART-1 ha funcionado más de 3.300 horas y permitió cubrir una distancia de unos 78 millones de kilómetros consumiendo sólo 52 kilogramos de carburante.

SMART-1 abre el camino a futuras misiones de larga duración en el interior del sistema solar, que necesitan mucha energía. Durante su primer año en el espacio, SMART-1 ha ensayado con éxito nuevas técnicas de comunicación espacial: ha usado por primera vez ondas de radio muy cortas para comunicar con la Tierra, y ha realizado un contacto experimental de telecomunicación láser con al estación de la ESA instalada en la isla española de Tenerife, en las Canarias.

Esta tecnología láser ya se ha aplicado a satélites de telecomunicaciones pero es la primera vez que se emplea para comunicar con un vehículo espacial desplazándose rápidamente a una distancia alejada.

Estas dos técnicas van a desempeñar un papel crucial en las futuras misiones científicas que requerirán transferir a la Tierra, a través de distancias especiales considerables, ingentes cantidades de datos científicos.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>