" />
Published On: Vie, Nov 19th, 2004

Vertidos de hidrocarburos

Europa Press

La organización ecologista Oceana ha advertido en un nuevo informe sobre el vertido rutinario de hidrocarburos al mar de que cada año se vierten a los ecosistemas acuáticos cerca de 228.000 toneladas de estos compuestos, algunos de los cuales “son cancerígenos y teratogénicos”, es decir, que producen malformaciones en el embrión o feto. Todos ellos son vertidos al mar de forma crónica, derivados por ejemplo de tareas de limpieza.

El informe, que Oceana presentará al Parlamento Europeo la próxima semana durante el debate sobre la Directiva sobre Contaminación Crónica por Petróleo, señala que todos los hidrocarburos contienen diferentes cantidades de compuestos nocivos para la salud y la vida marina, como el benceno, el tolueno o el xileno, metales pesados como el hierro, el níquel, el cobalto o los hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAH), entre los más tóxicos para la vida.

Oceana ha manejado para elaborar este informe datos de un reciente estudio del Programa de Naciones Unidas para el Medio (PNUMA), que detalla los niveles de PAH en ecosistemas marinos, señalando la importancia de su control y del seguimiento de su origen.

En las aguas marinas superficiales de Europa las concentraciones van entre los 0,4 nanogramos por litros o ppt (partes por trillón) en alta mar, hasta los 40.000 nanogramos por litro de algunas zonas del Mar Jónico. Se cree que estas altas concentraciones se deben al vertido ilegal de hidrocarburos desde barcos.

En el informe se destaca que en los estuarios de algunos ríos también son zonas de alta concentración de PAH. En el Mar Negro, los estuarios del Danubio y el Dniéper alcanzan concentraciones medias de 1,6 nanogramos por litro, mientras que en el Mediterráneo occidental las concentraciones suelen ser de 0,56 nanogramos por litro, aunque en los estuarios del Ebro se llegan a alcanzar hasta los 570-590.

En sedimentos marinos esta concentración puede ser muy superior, especialmente en zonas costeras y puertos marítimos, alcanzando entre los 8.000 y los 60.000 microgramos por kilo.

Entre las sustancias más nocivas se encuentra el benzoapireno, un compuesto cancerígeno para el ser humano y que puede provocar la muerte en peces en concetraciones de 0,005 miligramos por litro, aunque se sabe que muchos de estos contaminantes tienen efectos subletales en dosis muy inferiores. En el Mar del Norte se ha descubierto la aparición de estados pre-tumorosos en hígados de peces planos con la presencia de estos contaminantes, especialmente PAH.

Oceana presentará la próxima semana ante el Parlamento Europeo, reunido para debatir la Directiva sobre este problema, un informe técnico y otro legal sobre esta contaminación crónica por hidrocarburos y la necesidad de introducir medidas y sanciones “criminales” contra los contaminadores.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>