" />
Published On: Mie, Mar 9th, 2005

Hallazgos contra el cáncer

Europa Press

Un grupo de científicos españoles liderados por el doctor Eduardo López-Collazo han identificado en un estudio la molécula cuya activación impide al sistema inmune combatir los tumores, así como cuál es el proceso empleado por las células tumorales para activar esta molécula, que es la proteína IRAK-M. El estudio, realizado sobre células humanas, se ha desarrollado a lo largo de un año en la unidad de investigación del Hospital La Paz de Madrid.

Asimismo, han demostrado que “silenciando” el gen que codifica la citada proteína utilizando técnicas de ingeniería genética, el sistema inmune del enfermo “mantiene la actividad contra el cáncer”, según explicó hoy en rueda de prensa el doctor López-Collazo, quien no obstante advirtió de que se trata de resultados “básicos” que todavía “necesitan mucho rodaje posterior para poder ser aplicados en terapias contra el cáncer”.

Los resultados han sido verificados en diez pacientes con diferentes tipos de cáncer que siguen tratamiento en el centro sanitario madrileño y en otros diez sujetos sanos, que han constituido el grupo de control. Seis de los voluntarios sufrían leucemia, dos carcinoma con metástasis en el peritoneo, hígado, sangre y pulmón y otros dos cáncer de colon.

En cualquier caso, aseguró que estos resultados, publicados por la revista “The Journal of Inmmunology”, son “prometedores” y “bastante importantes”, y tendrán que ser refrendados ahora en nuevas investigaciones con ratones antes de poder ser aplicados, en un plazo no inferior a los cinco años, a la práctica clínica.

UNA PROTEÍNA “MUY INVOLUCRADA” EN EL CÁNCER

Según explicó el doctor López-Collazo, la génesis de este descubrimiento está en una “asociación”. De hecho, este investigador estaba estudiando la respuesta del sistema inmune innato ante las infecciones bacterianas cuando se preguntó si el organismo no respondería del mismo modo para hacer frente a un tumor, lo que finalmente se ha confirmado cumpliéndose así el principio de que “la economía es esencial en la naturaleza”.

Así, los investigadores pusieron en contacto células del sistenma inmune con células tumorales. Al principio las células del sistema inmune, los macrófagos, atacaban al tumor liberando sustancias citotóxicas como las citoquinas, pero después “la generación de estas sustancias desaparecía” y las células del sistema inmune desarrollaban una “tolerancia” hacia el tumor, “desactivándose” su capacidad de respuesta frente a las células cancerosas.

Los investigadores descubrireron que esto se debe, al igual que ocurre en las infecciones bacterianas, a que el tumor “activa un freno” del que la proteína IRAK-M es “parte esencial”, tal como demostraron gracias a técnicas de silenciamiento genético. De hecho, una vez silenciado el gen de la IRAK-M en una serie de células del sistema inmune, al ponerlas en contacto con tejido tumoral, “mantenían su actividad contra el cáncer”. No obstante, López-Collazo destacó que el hecho de que la IRAK-M está “muy involucrada” en la desactivación de las defensas del organismo frente al cáncer, no significa “que sea el único factor”.

Una vez desvelado el papel de la IRAK-M, los científicos se propusieron descubrir qué sustancia segrega el tumor para “dialogar” con los macrófagos e inducir su “tolerancia” mediante la expresión de la proteína IRAK-M. Esta sustancia es el ácido hialurónico, que es reconocido por las células del sistema inmune a través de determinados receptores, denominados CD44 y TLR4.

De este modo, utilizando anticuerpos bloqueantes de estos receptores se puede conseguir que los macrófagos sean incapaces de reconocer el ácido hialurónico, “bloqueándose esa vía de desactivación frente al cáncer”. “El responsable de la expresión de la IRAK-M es el ácido hialurónico; de forma que bloqueándolo logramos reducir la actividad de IRAK-M y la tolerancia frente al cáncer”, explicó López-Collazo.

SIN FINANCIACIÓN PARA SEGUIR ADELANTE

Por otro lado, el investigador apostó por seguir investigando desde la óptica de la relación entre el sistema inmune y el cáncer, mientras que otros siguen investigando directamente sobre la naturaleza de los tumores, y señaló que a día de hoy no disponen de financiación para seguir adelante con el proyecto, si bien expresó su confianza en poder conseguirla.

Asimismo, preguntado por si ha mantenido contactos con la industria farmacéutica de cara al futuro desarrollo de nuevos tratamientos, López-Collazo consideró que, una vez publicados los resultados, los laboratorios tratarán de comprobar el proceso “por libre”, y “más en este caso, ya que no hay patente por medio”.

Además del equipo de López-Collazo, en la investigación, que ha sido sufrgada con fondos del Fondo de Investigaciones Sanitarias (FIS), la Comunidad de Madrid y la Fundación Médica de la Mutua Madrileña Automovilística, han participado entre otros investigadores del Centro de Investigación Cardiovascular del CSIC en Barcelona, la Universidad de Alcalá de Henares y el Instituto de Investigación Farmacológica Mario Negri de Milán (Italia).

López-Collazo agradeció la colaboración de todos los que han participado en el estudio y especialmente a sus becarios. En este punto, destacó que “la ciencia en España se hace fundamentalmente con becarios”.

Por su parte, el consejero de Sanidad de Madrid, Manuel Lamela, que participó en el acto de presentación del estudio, al que asistieron numerosos profesionales sanitarios del Hospital La Paz, aseguró que se trata de un desarroll científico “enormemente importante”, ya que abre “enormes posibilidades” en el marco de las terapias para combatir el cáncer.

Asimismo, Lamela destacó la importancia de luchar contra el cáncer, que es la segunda causa de muerte en términos absolutos, y se congratuló por el hecho de que la tasa de supervivencia haya ido creciendo hasta situarse actualmente en el 54 por ciento a los cinco años. Por último, describió la importancia de la Comunidad de Madrid en la investigación biomédica y anunció su decisión de que la Comunidad se incorpore al patronato de la Fundación Genoma España.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>