" />
Published On: Mie, Abr 6th, 2005

Galaxias perdidas

Europa Press

Un equipo internacional de astrónomos, entre los que se encuentra el investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) David Martínez-Delgado, ha descubierto una nueva galaxia satélite de la Vía Láctea, cuya débil luminosidad la convierte en la galaxia más débil encontrada hasta el momento; prueba de ello es que algunas estrellas de la Vía Láctea, como Deneb, producen más luz que esta pequeña galaxia al completo. Denominada Ursa Major, se trata de una galaxia esferoidal enana, carente de gas y con grandes distancias entre las estrellas que la integran.

Según un comunicado del organismo científico español, el descubrimiento forma parte de una búsqueda sistemática de compañeras galácticas realizada en colaboración con el Sloan Digital Sky Survey (SDSS), un ambicioso proyecto internacional de cartografiado del cielo que determinará la posición y luminosidad absoluta de más de 100 millones de objetos celestes. Gracias a los datos del SDSS, los astrónomos descubrieron una ligera concentración de estrellas gigantes rojas, lo que suele ser un síntoma de la existencia de una galaxia enana o de un cúmulo globular (grupos de hasta varios millones de estrellas que se encuentran en las regiones externas de la galaxia).

A partir de esta hipótesis, los astrónomos emplearon el telescopio Isaac Newton, situado en la isla de La Palma, para determinar la naturaleza del objeto. El estudio confirmó que se trataba de una galaxia enana, puesto que su tamaño excedía en 10 veces el del cúmulo globular más grande conocido. Además, Ursa Major presenta un gran parecido con la galaxia del Sextante, otra galaxia satélite enana que forma parte del séquito de la Vía Láctea, formado hasta el momento por 12 miembros: dos galaxias enanas más masivas -las nubes de Magallanes-, además de una decena de galaxias pequeñas y débiles, como la recientemente hallada.

EL PROBLEMA DE LAS GALAXIAS PERDIDAS

El estudio de las galaxias enanas, las más numerosas del Universo, constituye una herramienta fundamental para comprender los procesos de formación de las galaxias, ya que se cree que son los ladrillos a partir de los cuales se forman las galaxias mayores, como la Vía Láctea. El modelo de formación de galaxias más aceptado hoy día, el que postula la intervención de la denominada materia oscura fría, exigía la existencia de un mayor número de galaxias enanas de las censadas, lo que se conoce como problema de las galaxias perdidas.

Este problema de las galaxias perdidas podría estar ahora en vías de solución, según los investigadores, ya que el descubrimiento de Ursa Major, realizado casi al límite de sus posibilidades de detección, sugiere la posible existencia de otras galaxias enanas situadas alrededor de la Vía Láctea.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>