" />
Published On: Vie, Jul 15th, 2005

La respuesta inmune de los insectos

Europa Press

La respuesta inmune de los insectos podría ser superior a lo pensado hasta el momento, según un estudio de la Universidad de Bath (Reino Unido) que se ha hecho público durante la reunión anual de la Sociedad de Biología Experimental que se celebra estos días en la Universidad Autónoma de Barcelona.

Los científicos explican que lo que se sabía hasta el momento es que los insectos carecen de una respuesta inmune mediada por anticuerpos y que la investigación con orugas ha mostrado recientemente que, en vez de ello, estos insectos producen proteínas protectoras en respuesta a la infección bacteriana.

Según los expertos, los receptores de reconocimiento de patrones (RRP) y los efectores antibacterianos producidos durante una primera infección siguen funcionando para proteger contra una amenaza que se repite.

Según los investigadores, después de ser alimentadas con una dieta de antibióticos, las orugas de mariposa “Manduca sexta” fueron infectadas por bacterias no patogénicas (“E. coli”), para después exponerlas a un segundo, pero letal, patógeno para el insecto (“Photorhabdus”).

Según los científicos, la investigación de su sangre mostró entonces que los péptidos antibacterianos fueron producidos por el llamado “cuerpo graso”, un órgano especializado en la producción de proteínas. Estas proteínas parecen ser capaces de persistir a la infección inicial por “E. coli” benigna y entonces conferir resistencia contra la segunda, usualmente letal, infección por el patógeno.

Utilizando técnicas de interferencia de ARN los científicos han mostrado que varias proteínas diferentes pueden conferir este efecto protector contra infecciones subsecuentes.

Los expertos explican que microorganismos como las bacterias, hongos y nematodos son a menudo utilizados como agentes de control biológico contra los insectos. Se ha asumido desde siempre que los insectos en el campo podrían estar indefensos ante tales agentes de control pero estos resultados aumentan la posibilidad de que el control con un único patógeno pueda conferir resistencia ante otro.

La mayoría de experimentos sobre la inmunidad de los insectos se desarrollan en laboratorios, en insectos a menudo alimentados con dietas que contienen antibióticos. Los resultados del estudio sugieren que la respuesta inmune de los insectos expuestos constantemente a los patógenos en el campo podría ser muy diferente del trabajo descrito en laboratorio, lo que pone en cuestión la relevancia de los estudios de laboratorio sobre la inmunidad.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>