" />
Published On: Jue, Ago 3rd, 2006

El uso de bancos solares aumenta en un 50% las probabilidades de tener cáncer de piel por melanoma, según la UE

Europa Press

El uso de bancos solares aumenta en un 50% las probabilidades de contraer cáncer de piel por melanoma, siendo los jóvenes los que más riesgo tienen de padecer esta enfermedad, según se desprende de un informe del Comité Científico de Productos de Consumo de la Unión Europea presentado hoy por la Organización Médica Colegial (OMC).

Dicho informe reveló que aunque no existen diferencias entre las propiedades físicas y biológicas de la radiación ultravioleta natural y artificial, el uso de aparatos de bronceado puede aumentar el riesgo de melanoma maligno en la piel, así como del melanoma ocular. Según destaca el propio informe, en el año 2000 se dieron 35.000 casos de melanoma en Europa con 9.000 muertes.

Ante el riesgo que supone una práctica “poco saludable” como es el exceso de exposición a los rayos ultravioleta, el informe señala que los bancos solares y su uso van ligados al aumento del cáncer de piel, ya que lo que hacen es prolongar la exposición de la piel a las radiaciones naturales, con “una carga adicional” incluso en otras épocas del año como en invierno “en las que no se asume este exceso de sol”, según destacó el secretario general de la OMC, Juan José Rodríguez Sendín.

El informe recomienda además que no utilicen las camas solares aquellos que puedan tener especial riesgo, como los usuarios menores de 18 años, ya que al ser sus pieles más jóvenes tienen más riesgo de ser dañadas. Ademas, también incluyen las pieles muy blancas catalogadas con los niveles de pigmentación 1, 2 y 3, ya que además ni siquiera va a cambiar su color de piel aunque se pongan al sol. Los únicos que no tendrían tantos problemas en el uso de este tipo de máquinas serían las personas morenas, aunque es evidente que estos no harán uso de bancos solares, señaló Rodríguez Sendín.

En este sentido, tampoco recomiendan el uso de los bancos solares a aquellos que presenten pecas, lunares atípicos o múltiples y antecedentes de melanoma, así como si que insisten en el uso de una protección para los ojos ante posibles lesiones de la retina.

ARRUGAS, FLACCIDEZ Y MALA PIGMENTACIÓN

Pero además del cáncer de piel, el uso de bancos solares también tiene unos efectos fotoenvejecedores en la piel que pueden ser irreversibles e incluyen arrugas, flaccidez y trastornos en la distribución de la pigmentación. No obstante, el reciente uso de estos aparatos hace que sea muy difícil determinar los verdaderos efectos que puede producir a largo plazo, algo que también impide recomendar “un riesgo cero en su uso”.

Por ello, y para prevenir un aumento de casos de cáncer de piel, la Unión Europea solicitó a instituciones políticas y sanitarias, así como a las empresas dedicadas a la producción y venta de aparatos de rayos ultravioleta que ofrezcan las medidas de educación sanitaria adecuadas para que el ciudadano tenga la información conveniente y pueda decidir libremente sobre un uso “erróneo o abusivo” de estos aparatos.

El doctor Rodríguez Sendín destacó que se debe conseguir que la gente “valore el color de su piel y respete el color de la piel ajena”, al tiempo que se debe apostar por “la vuelta a la moda de la piel blanca”. Asimismo, señaló que España es un país que cuenta con mucha radiación solar, de ahí que no sea necesario “recurrir a estos mecanismos adicionales de bronceado”.

Igualmente, resaltó que el bronceado que se obtiene con los bancos solares como efecto para protegerse de la exposición al sol en la playa tiene un efecto protector “tan bajo” que con “un factor de protección cuatro se arreglaría”, de ahí que sea innecesario “exponerse a unos riesgos tan altos para este factor de protección”.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>