" />
Published On: Dom, Ago 26th, 2007

Acoso escolar

Europa Press

Alrededor de un 30 por ciento de la población escolar sufre “bullying”, en sus modalidades dura o blanda

Un proyecto de la Universidad de Córdoba (UCO), financiado por la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa y coordinado por la catedrática de Psicología de la UCO, Rosario Ortega, pretende demostrar, entre otras cuestiones, si el acoso escolar o agresividad injustificada en las aulas, también conocida como “bullying”, puede ser un “posible germen” de la violencia de género.

En declaraciones a Europa Press, Ortega explicó que dicho proyecto, en el que participan profesores universitarios de Córdoba, Sevilla y Jaén, persigue estudiar el traslado que pueden hacer del “bullying” los grupos adolescentes a las primeras relaciones erótico-sentimentales que éstos tienen, “que no llegan a ser consideradas como parejas estables”. Dicho comportamiento se ha denominado “dating violence”.

En esta línea, precisó que el grupo de estudio baraja la hipótesis de que exista una traslación de modelos de sumisión en la construcción de las nuevas parejas adolescentes. De esta forma, según apuntó Ortega, “pretendemos rastrear el fenómeno de la violencia de género, no desde la perspectiva de adultos que atacan a sus parejas, sino en el inicio de las primeras relaciones entre adolescentes”.

No obstante, la coordinadora del proyecto indicó que el objetivo fundamental que el equipo de trabajo se ha marcado es realizar una “exploración general” del estado escolar que arroje datos de la grado de presencia del “bullying” en las escuelas andaluzas, el perfil de los menores, las incidencias de este tipo de comportamientos y cómo ha ido evolucionando a lo largo de los años, comparándolo a su vez con el resto de España y de Europa.

En este sentido, Ortega apuntó que existen dos tipos de violencia agresiva injustificada. Por un parte, lo que los expertos denominan como “bullying duro”, –un tipo de acoso muy grave, menos frecuente, pero más persistente y que sólo afecta a entre un dos y un cinco por ciento de la población escolar–, y por otra parte, el “bullying blando”, –un acoso menos grave y menos duradero en el tiempo, donde el agresor no es tan insistente y que afecta al 20 ó 25 por ciento de la población escolar”.

Asimismo, el estudio también compara los datos actuales sobre la violencia escolar con los obtenidos en estudios realizados en los años 1998 y 2001. En todos ellos, ha participado Rosario Ortega, que lleva investigando esta materia desde los inicios de la década de los noventa. Desde entonces, ha publicado diversos estudios y libros relacionados con esta cuestión.

CIBER-BULLYNG.

De igual modo, otro de los objetivos de este proyecto, que cuenta con un presupuesto de 133.436,30 euros, es estudiar el “ciber-bullying”, un nuevo tipo de violencia escolar que emplea las nuevas tecnologías, –Internet o teléfonos móviles–, y que, según explicó Ortega, “facilita la impunidad de los agresores”. En estos casos, las personas son también agredidas por la grabación del ataque, “una nueva y cruel forma de agresión”.

Por otro lado, la catedrática destacó que el factor de la interculturalidad también está “muy presente” en este proyecto, ya que, según precisó, uno de los fines del estudio es comprobar si existe una forma específica del “bullying” que tenga como causa la diferencia cultural.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>