" />
Published On: Vie, Oct 12th, 2007

Al Gore, Nobel de la Paz

Europa Press

La Fundación reconoce la difusión y el fomento del conocimiento sobre el cambio climático como base para hacer frente al problema

OSLO, 12 (EP/AP)

El ex vicepresidente de Estados Unidos Al Gore y el Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) de Naciones Unidas han obtenido el Premio Nobel de la Paz 2007 por su impulso al conocimiento y las acciones para contener el calentamiento global.

La Fundación Nobel les ha otorgado este galardón en reconocimiento a las acciones que han llevado a cabo para fomentar y difundir el conocimiento sobre la incidencia de las actividades del hombre en el cambio climático, lo cual, según el Comité Nobel, ha sentado las bases para enfrentarse a este problema.

Gore, quien el pasado febrero ganó un Oscar por su película “Una verdad incómoda”, era uno de los candidatos más sonados para el Nobel de la Paz. Tras conocer la noticia, el ex vicepresidente dijo que el premio es significativo por la inclusión también del Grupo de expertos de la ONU y calificó al IPCC como un “organismo científico importante del mundo (que está) dedicado a mejorar la comprensión de la crisis climática”.

Al señalar que el calentamiento global no es un asunto político sino una crisis mundial, el ex vicepresidente estadounidense afirmó que “nos enfrentamos a una verdadera emergencia planetaria”.

Asimismo, Gore anunció que donará su parte de la compensación económica del premio a la Alianza para la Protección del Clima, una organización no lucrativa que pretende llamar la atención de la población de Estados Unidos y del resto del mundo sobre la urgencia de resolver la crisis climática.

“Su compromiso firme, reflejado en actividades políticas, conferencias, películas y libros, ha fortalecido la lucha contra el cambio climático”, señaló el Comité Nobel en la publicación del galardón en su página web. “Es probablemente el individuo que más ha hecho para crear una mayor comprensión mundial de las medidas que necesitan adoptarse”, añadió.

En algunos círculos se comenta que el premio podría incentivar la presencia de un movimiento en Estados Unidos que pretende proponer a Gore como candidato para la Presidencia en el año 2008, aunque el galardonado ha insistido hasta ahora en que entre sus proyectos no figura la contienda electoral.

Gore “ha sido durante mucho tiempo uno de los principales políticos ecologistas del mundo”, afirmó el Comité Nobel, que destacó la conciencia anticipada que tomó Gore acerca “de los riesgos climáticos a los que el mundo se enfrenta”.

LABOR DEL IPCC

En cuanto al otro galardonado en esta categoría, la Fundación hizo hincapié en que el IPCC ha presentado durante dos décadas una serie de informes científicos que han “creado un amplio consenso documentado sobre la relación entre las actividades humanas y el calentamiento global”. “Millares de científicos y autoridades de más de un centenar de países han colaborado para lograr una certeza mayor en cuanto a la dimensión del calentamiento”, remarcó

Aseguró también que el mundo reconoce cada vez más la situación del calentamiento global gracias a las acciones de los dos premiados. En la década de los ochenta “parecía solamente una hipótesis interesante, la década de los noventa generó una evidencia más firme en apoyo de la hipótesis. En los últimos años, los vínculos son cada vez más claros y las consecuencias incluso más evidentes”, subrayó el Comité Nobel.

La portavoz del IPCC, Carola Traverso, aseguró que ha sido “una sorpresa” lograr este reconocimiento y compartirlo con Al Gore, ya que, añadió, “hubiésemos sido igual de felices si sólo él hubiese recibido el premio porque es un reconocimiento de la importancia de este tema”.

Sin embargo, la noticia del premio fue recibida con cierto escepticismo en otros círculos. “Entregarlo a Al Gore no puede ser visto más que como una declaración política. Entregarlo al IPCC tiene buenos fundamentos”, señaló Bjorn Lomborg, autor del libro “The skeptical environmentalist” (El ambientalista escéptico).

En su opinión, la película de Gore tiene “algunos errores muy obvios, como el argumento de que vamos a ver un aumento de seis metros en el nivel del mar”, añadió.

DE PLENA ACTUALIDAD

Este año, el cambio climático ha estado entre las principales prioridades de la agenda mundial. El Grupo de expertos de la ONU sobre el Cambio Climático ha presentado informes, próximamente se van a reanudar las negociaciones para reemplazar el Protocolo de Kyoto de 1997, y en el norte de Europa ha crecido la conciencia sobre el deshielo del Ártico en este Año Polar Internacional.

Las felicitaciones no se han hecho esperar. El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, felicitó tanto a Gore como al IPCC, afirmando que los esfuerzos del ex vicepresidente estadounidense reflejan el modo en que los individuos o grupos pueden cambiar o despertar las conciencias sobre el calentamiento global.

Ban, quien ha hecho del cambio climático una de sus prioridades como secretario general de la ONU, apuntó que “el excepcional compromiso y convicción de Gore es un ejemplo del importante papel que los individuos y la sociedad civil puede jugar como respuesta esperanzadora para responder a los asuntos globales”, indicó en un comunicado.

Asimismo, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, felicitó a Gore y al IPCC al tiempo que manifestó la esperanza de que el premio permita mantener la conciencia global sobre el cambio climático.

“Sus contribuciones a la prevención del cambio climático han despertado la conciencia en todo el mundo. Su labor es una inspiración para políticos y ciudadanos por igual”, expresó en un comunicado.

“La Unión Europea sigue comprometida con sus metas ambiciosas acerca del tema. Exhorto a todos nuestros socios a considerar este Premio Nobel de la Paz como un estímulo para abordar este reto de manera más pronta y decidida”, apuntó Barroso.

Por su parte, el director en Noruega del grupo ecologista Greenpeace, Truls Gulowsen, encomió el “gran valor” del Comité Nobel por “relacionar tan claramente los problemas climáticos con la paz”.

PREMIO PRÍNCIPE DE ASTURIAS

Al Gore y su labor divulgativa contra el cambio climático también ha sido reconocida por la Fundación Príncipe de Asturias, quien este año le ha otorgado el galardón de Cooperación Internacional, del que se le hará entrega el próximo 26 de octubre en el Teatro Campoamor de Oviedo y estará presidido por el Príncipe Felipe.

El jurado del Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional, que hizo público su fallo el pasado 6 de junio, reconoce de esta manera la “decisiva contribución al progreso en la solución de los graves problemas del cambio climático que amenazan nuestro planeta y que hacen estrictamente necesaria la cooperación internacional para su solución”.

De igual modo, el jurado trató de resaltar con su decisión “los grandes méritos” de Al Gore, al considerar que se trata de “un hombre público que, con su liderazgo, ha contribuido a sensibilizar a las sociedades y gobiernos de todo el mundo en defensa de esta noble y trascendental causa”.

Los premios Nobel comprenden una medalla de oro, un diploma y una compensación económica de diez millones de coronas suecas (casi 1,1 millones de euros).



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>