" />
Published On: Sab, Ene 26th, 2008

Recogida selectiva de residuos

Lukor.com

Investigadores de la UJI analizan los diferentes modelos para la recogida selectiva de residuos

¿Cuál es el mejor sistema de recogida selectiva de residuos para cada ciudad? Esta es la pregunta a la que intentan dar respuesta investigadores del Departamento de Ingeniería Mecánica y Construcción de la Universidad Jaume I en un proyecto que pretende fijar parámetros objetivos para elegir el modelo idóneo de recolección de basura según el entorno urbano concreto.

Para ello, los científicos del grupo Ingeniería de Residuos (Ingres) han estudiado los modelos de recogida selectiva de residuos en cerca de 100 ciudades españolas con más de 50.000 habitantes, agrupadas en cuatro regiones básicas: cantábrico, centro, mediterráneo y sur. En una primera fase, el proyecto ha consistido en recopilar información sobre la generación, composición y sistemas de recolección de cada uno de estos municipios. En una segunda fase, los investigadores utilizarán los datos para diseñar una herramienta que permita asignar un modelo de recogida a las características de la ciudad en la que se vaya a implantar.

«Lo que pretendemos determinar con este trabajo, a partir de modelos ya implantados en ciudades españolas, son los factores que más afectan al buen funcionamiento de la recogida selectiva en nuestra sociedad, desde el punto de vista del grado de separación en origen y el grado de calidad de los materiales separados. Esto posibilitará la creación de una base de datos referidos a nuestras ciudades, que ayude a los técnicos a diseñar programas de recolección adecuados», explican los investigadores.

El aumento de la población, los nuevos hábitos de consumo y los nuevos métodos de acondicionamiento de los productos ha aumentado de forma espectacular la producción de residuos y, sobre todo, ha variado su composición. El Ministerio de Medio Ambiente calcula que en España la tasa de generación diaria de desperdicios ha pasado de 0,61 kilogramos por habitante en 1978 a 1,44 en 2004.

Esta nueva situación llevó en 2001 a imponer por ley la recogida selectiva en todas las poblaciones mayores de 5.000 habitantes. Desde entonces los ayuntamientos se apresuran a diseñar modelos de recogida de basura según criterios de separación en origen, es decir, en los puntos de depósito distribuidos por la ciudad a los que acuden ciudadanos y comercios.

«Pero la implantación de sistemas que no son los apropiados para la zona en cuestión y basados en indicadores y experiencias de otros países, puede dar lugar a muchos fracasos, provocando a su vez una repercusión social negativa importante», comentan los investigados de la UJI. De ahí la importancia de este estudio específico para España, que ha recibido la financiación del Ministerio de Medio Ambiente.

Cuando concluya la segunda parte del proyecto, los investigadores serán capaces de determinar, entre otros parámetros, el grado de recuperación en origen, que indica el porcentaje de cada tipo de materiales (vidrio, papel y cartón, materia orgánica) que los usuarios separan correctamente en los contenedores específicos. Conocer ese indicador es útil para pronosticar y programar los efectivos necesarios para la recogida y posterior tratamiento de los residuos sólidos urbanos.

El objetivo, cuando finalice el proyecto, es disponer de una herramienta con la que poder diseñar un sistema de gestión de residuos acorde con las necesidades de cada población, y un conjunto de indicadores para controlar y evaluar de forma continua su funcionamiento.

Mientras tanto, las primeras conclusiones del estudio arrojan una situación un tanto caótica. «Son muchos los modelos diferentes puestos en funcionamiento para la recogida selectiva de residuos, pero son pocos los casos en los que la Administración ofrece datos sobre rendimientos, es decir, los porcentajes de residuos separados en origen», lamentan los científicos de la UJI.

Además, son muy pocas las ciudades españolas que retiran de manera separada la materia orgánica (la más abundante en los contenedores). «Ni aun en la región del Mediterráneo, a excepción de algunas poblaciones catalanas, donde hay más plantas y tradición de compostaje».

La segunda fase del proyecto finalizará en abril de 2008.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>