" />
Published On: Jue, Ago 4th, 2011

Un robot y videojuegos para paliar las secuelas del ictus

SINC

En la actualidad, 15 millones de personas sufren un ictus cada año en el mundo y a 5 millones les deja con discapacidades crónicas. El grupo empresarial FIK ha diseñado un sistema para paliar el deterioro neuromuscular en estos pacientes desde casa y poder estar permanentemente supervisado por el terapeuta, quien podrá realizar una evaluación cuantitativa de la terapia. Para ello, ha aunado las nuevas tecnologías con el entretenimiento y una mayor calidad en la rehabilitación.

El paciente podrá mejorar la movilidad de su brazo a través de un dispositivo robótico móvil y una plataforma software con videojuegos para la telerehabilitación para que el médico pueda realizar un seguimiento online de estos ejercicios a través de los resultados cuantitativos obtenidos en dichos juegos. Se trata del proyecto ArmAssist, que actualmente se encuentra en el Hospital La Fe, de Valencia, para conocer el grado de satisfacción de los pacientes que han padecido un ictus y se encuentran en este hospital. Posteriormente, ArmAssist será probado en otros lugares como el Instituto Guttmann de Barcelona.

El objetivo es evaluar la utilidad del sistema y poder así identificar las necesidades de formación que pueden surgir tanto en los pacientes como en los terapeutas. El protocolo clínico diseñado en este caso será un ensayo clínico prospectivo no randomizado. Se trata de identificar tanto la viabilidad de la tecnología como los posibles obstáculos a la hora de trasladar la rehabilitación al hogar. Durante los ensayos clínicos, los pacientes comenzarán a utilizar ArmAssist tan pronto como sea posible, y serán enviados a casa con él para continuar su rehabilitación en el hogar bajo la supervisión remota por parte del terapeuta.

Detrás de este proyecto se encuentra FIK, una iniciativa empresarial centrada en la investigación en el ámbito del envejecimiento y la discapacidad. Hace dos años lanzó sus primeras patentes en estos campos y hoy, ArmAssist supone la materialización de esta apuesta por proporcionar soluciones de valor al envejecimiento de la población.

El dispositivo y los videojuegos

ArmAssist está compuesto por un dispositivo de base móvil que se conecta al usuario mediante una prótesis que capta y mide los movimientos del hombro y el codo. Esta base móvil va conectada a un ordenador estándar que relaciona los movimientos realizados por el brazo con las peticiones y exigencias de los videojuegos desarrollados ad hoc para la rehabilitación de las extremidades superiores.

Los ejercicios propuestos para favorecer la rehabilitación del paciente son de dos tipos: de evaluación y de entrenamiento. Los de evaluación son videojuegos de escasa duración que se deben realizar todos los días al comenzar y finalizar la sesión de entrenamiento. Estos videojuegos trabajan independientemente el rango de movimiento, la fuerza, la trayectoria y la precisión, y sirven al terapeuta para valorar la evolución del paciente.

Por su parte, los juegos de entrenamiento tienen una duración más extensa y resultan más amenos para el paciente. Su objetivo es precisamente motivar al enfermo a entrenar la extensión del brazo durante más tiempo. Estos integran también un componente cognitivo para poder agilizar también esta faceta. Entre estos videojuegos, hay puzzles, juegos de memoria y solitarios de cartas.

La telerehabilitación

Los programas de rehabilitación implican una combinación de ejercicios que se realizan en la clínica bajo supervisión médica y un conjunto de ejercicios recomendados para realizar en casa. En la actualidad, estos ejercicios no pueden realizarse en la mayoría de los casos fuera de la clínica debido al excesivo tamaño de los sistemas actuales lo que impide su portabilidad, lo cual hace que se encuentren únicamente en el hospital. Además, los terapeutas no tienen ningún tipo de control sobre la terapia y por tanto, no pueden proporcionar un adecuado programa de seguimiento y mejora.

A través del software de telerehabilitación que incluye el brazo asistido se crea un vínculo entre el paciente y su terapeuta que permite el entrenamiento de la persona enferma desde su hogar y de una forma más autónoma, ya que a través del programa informático con conexión a Internet, el médico puede asegurarse de que el paciente realiza correctamente los ejercicios.  

El terapeuta podrá a su vez realizar una evaluación cuantitativa de la evolución del paciente, un aspecto que no se había cubierto por los sistemas de rehabilitación hasta ahora y supone un valor diferencial para paciente y médico. Este software para la telerehabilitación es una completa herramienta ya que abarca todas las fases de la terapia, desde la planificación, la ejecución y el seguimiento de la misma.

ArmAssist puede ser utilizado por pacientes agudos, tras haber padecido un ictus, como en crónicos, para el entrenamiento continuo de las extremidades superiores en otro tipo de desórdenes además del ictus.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>