" />
Published On: Jue, Oct 13th, 2011

La Universidad de Vigo comienza su carrera espacial con la puesta en órbita del XaTcobeo

SINC

“Es un proyecto fabricable, viable, verificable y ya está completo”, así de satisfecho se mostraba en la presentación el investigador principal del proyecto, el profesor Fernando Aguado, que destacó que este tipo de plataformas demuestran “que se puede hacer ciencia a un coste mucho más reducido”.

El profesor vigués, coordinador general del proyecto, hizo también referencia a que la organización de este trabajo fue extremadamente compleja, pues “la apuesta diferenciadora de la Universidad de Vigo fue a desarrollar la totalidad del proyecto, desde el principio hasta el final”, lo que supuso la coordinación de diferentes grupos “de gestión del proyecto, de soporte, de ingeniería, de calidad, de integración… son una enorme cantidad de paquetes de trabajo que tienen que integrarse para tener un sistema completo”.

Con un coste de 1.200.000 euros y desarrollado en colaboración con el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) del Ministerio de Defensa, el jefe del área de Proyectos Espaciales, César Martínez, destacó que a día de hoy “el experimento es ya un éxito total y los objetivos se lograron al 100%” en referencia a la finalidad educacional del proyecto, “pues no nos olvidemos de que nació para formar estudiantes universitarios en un proyecto real de espacio, un mundo a lo que normalmente no es fácil acceder”.

Al tiempo, el representante del INTA, entidad que lleva años apostando por este tipo de plataformas que “permiten hacer ciencia y tecnología real en el espacio”, se refirió al Xatcobeo como un proyecto “singular” en el que se enfrentó al reto y la dificultad que entraña “desarrollar un sistema espacial completo, que debe ser autónomo y nos debe permitir comunicarnos desde tierra y y realizar los experimentos previstos”.

Un proyecto “multidisciplinar y transversal”

Unas dimensiones de 10x10x10 cm3 y una masa de 900,7 gramos. Estas son las premisas que convierten al XaTcobeo en un picosatélite con el estándar CubeSat 1U, el primero lanzado al espacio por una universidad europea y con una componente educativa muy alta. XaTcobeo tiene su origen en el año 2007 cuando ESA puso en marcha un proceso encaminado a seleccionar a un grupo de CubeSats europeos y su posterior inclusión, sin coste, en el vuelo inaugural de la lanzadera europea VEGA.

Requisito inicial de la convocatoria era que se tratara de proyectos con un marcado carácter educativo y contaran con la implicación del alumnado. En este sentido, el rector de la Universidad de Vigo, explicó que “para la institución un proyecto como este que empiece con un objetivo educativo pero basado en un rigor científico de última generación, acerca muchísimos beneficios a la Universidad, no solo desde el punto de vista de la visibilidad sino, sobre todo, en la motivación de las personas”.

Según explicaba Fernando Aguado en su presentación, se trata de un proyecto “marcadamente multidisciplinar y transversal” participando en él 5 grupos de investigación de la Universidad de Vigo, tres de ellos de la EE de Telecomunicación, dos de la EE Industrial y uno de la ESE Informática. En total, más de 60 alumnos y alumnas, 15 contratados de forma estable, y 32 investigadores de diferentes campus conforman el equipo que va a permitir situar a Vigo a la vanguardia de la investigación universitaria aeroespacial.

El XaTcobeo en el espacio

El lanzamiento del picosatélite a bordo de la lanzadera Vega está previsto para enero. Previamente, el picosatélite partirá esta semana hacia Holanda, donde tendrá lugar el proceso de integración final en la sede de la ESA. Allí permanecerá hasta que sea enviado a la Guyana Francesa para el lanzamiento.

Una vez en el espacio, el XaTcobeo permitirá poner en órbita dos experimentos. Por una parte una radio-software, denominada SRAD, reconfigurable en vuelo, que permitirá cambiar todo el esquema de comunicaciones entre el satélite y las estaciones de seguimiento en tierra durante el vuelo, sin necesidad de modificar físicamente el satélite.

Por otra parte, incorpora un medidor de radiación, denominado RDS, que aprovechará la órbita del XaTcobeo para realizar mediciones de como la radiación de los anillos de Vano Allen afectan a la electrónica embarcada. Además de estos dos objetivos, con el XaTcobeo se espera poder realizar la validación de un nuevo mecanismo de despliegue de paneles solares.

Esta será la primera vez que se van a desplegar paneles en un satélite de tan reducidas dimensiones y su validación permitiría incrementar la potencia de estes satélites y sus aplicaciones.

Más información:

Vídeos del proyecto

Dossier



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>