" />
Published On: Lun, Nov 19th, 2012

Las experiencias esquizotípicas fluctúan en función del sexo y de la edad

Investigadores de la Universidad de La Rioja y la Universidad de Oviedo han realizado una investigación sobre la influencia del sexo y la edad en las experiencias esquizotípicas, similares a las que presentan los pacientes con esquizofrenia pero que aparecen en la población general con menor intensidad, frecuencia y persistencia.

Los datos confirman que, a mayor edad, aumenta la probabilidad de tener dichas experiencias, y mientras las mujeres presentan más pensamientos mágicos y estrés social, los hombres tienen dificultad para experimentar placer.

Los datos confirman que, a mayor edad, aumenta la probabilidad de tener dichas experiencias similares a las de los pacientes con esquizofrenia

El trabajo, publicado en la principal revista de trastornos de la personalidad Journal of personality disorders, se basa en los resultados de un test de cribado, conocido como Esquizo-Q, en una muestra de 1.600 estudiantes, de entre 14 y 18 años, escogidos aleatoriamente de 41 escuelas y 95 aulas, ya que la adolescencia o temprana adultez es una etapa clave para conocer estas experiencias.
Casi un 15% de adolescentes presentaron indicios de riesgo y habrían pasado a una segunda fase de análisis con el fin de hablar del problema con las familias, mantener entrevistas individualizadas y someterles a otras pruebas para evaluar funciones cerebrales más complejas (atención, memoria) y/o habilidades sociales.

Una de las conclusiones es que, en términos generales, los hombres presentan más dificultad para experimentar placer (anhedonia) en comparación con las mujeres, mientras que ellas tienen más pensamientos mágicos y desorganización social; unas diferencias entre sexos que, aunque de forma atenuada, coinciden con las que presentan los pacientes que tienen esquizofrenia.
 
Para los autores, dentro del pensamiento no convencional, ellas demuestran tener más fantasías o supersticiones y tienden a estar ansiosas en ciertas situaciones sociales, al tiempo que las sensaciones placenteras que pueden producir una caricia o un paisaje carecen de intensidad para ellos.
 
Además, este tipo de experiencias aumentan en función de la edad, por lo que hay más probabilidad de desarrollar la enfermedad a medida que esta aumenta.
 
Prevención en salud mental

La salud mental se ha convertido en uno de los principales problemas en la sociedad actual y la esquizofrenia es el trastorno psicótico más grave. Se desarrolla de forma gradual en el tiempo y empieza a manifestarse con síntomas o experiencias peculiares que aumentan la probabilidad de padecer el trastorno, sumados a otros factores de estrés ambiental y genéticos.
 
Según los expertos, el estudio de los rasgos esquizotípicos en población general adolescente permite detectar el riesgo para evitar o establecer líneas de actuación que puedan mitigar el desarrollo del trastorno psicológico. Los investigadores aseguran que, como en otras enfermedades, en esta también se ha comprobado que si se previene e interviene antes, mejora el resultado porque la esquizofrenia tiene cura y solo es para toda la vida en un tercio de los casos.
 
El equipo insiste en la necesidad de incluir a todos los sectores de la comunidad (médicos, profesores, etc.) en la detección y prevención temprana de los trastornos psicológicos graves como la psicosis con la finalidad de mitigar el impacto que tienen social, familiar y personalmente.

Referencia bibliográfica:

Eduardo Fonseca-Pedrero, Mercedes Paino, Serafín Lemos-Giráldez, Susana Sierra-Baigrie, Marta Santarén-Rosell, Nuria Ordoñez-Camblor y José Muñiz. “Expresión fenotípica de los rasgos esquizotípicos en población adolescente”. Journal of personality disorders



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>