Published On: Jue, May 30th, 2013

Mutantes sin olfato prueban que el olor humano es el favorito de los mosquitos

Entre picar a una persona o a otro vertebrado, el mosquito siempre prefiere a la persona. Según un estudio publicado hoy en Nature, un gen llamado ‘orco’ es el responsable tanto de esta predilección por el olor humano como de la repulsión que les provocan los antimosquitos con DEET.

Mutantes sin olfato prueban que el olor humano es el favorito de los mosquitos

La hembra de Aedes aegypti es un peligroso transmisor del dengue y la fiebre amarilla. / Zach Veilleux

SINC
|

29 mayo 2013 19:00

Las hembras de mosquito encuentran en la sangre de los vertebrados los nutrientes necesarios para poner sus huevos. Detectan a sus presas por el CO2 producido en la respiración, el calor corporal y el olor. Y su aroma favorito es el de humano.

Ahora, científicos de las universidades de Rockefeller y de California (EEUU) han desvelado que el gen orco es el responsable de la preferencia de los mosquitos hembras por la sangre humana frente a la de otros vertebrados.

Según el trabajo, este gen, implicado en el proceso olfativo, también es el causante de que estos insectos sientan repulsión por el DEET, un componente presente en la mayoría de los repelentes de mosquitos.

“Hemos demostrado que eliminar el gen orco hace al mosquito resistente a los efectos aéreos del repelente de insectos DEET”, explica a SINC Leslie Vosshall, autora principal del estudio.

Eliminar el gen ‘orco’ hace al mosquito resistente a los repelentes de insectos

Dedos de cinc para cortar el ADN 

El equipo de científicos utilizó nucleasas con una estructura llamada dedos de cinc para desarrollar por primera vez un mosquito sin el gen orco.

Al contrario que los mosquitos salvajes, estos mutantes sentían la misma atracción por un brazo con repelente que por otro sin él. Solamente cuando se posaban en la piel y entraban en contacto con el compuesto, el producto les repelía y no llegaban a picar; mientras que los mosquitos normales ni si quiera se acercaban porque olían el DEET desde lejos.

Además, al acercar los mosquitos a mangas de nailon con olor humano, libres de CO2, los mutantes no se inmutaban, y en presencia de este gas mostraban la misma atracción por los humanos que por otros animales. “Esto muestra que los mosquitos utilizan la vía olfativa del gen orco para discriminar entre olor humano y no humano”, indica Vosshall.

Los experimentos se realizaron con el mosquito Aedes aegypti, un peligroso transmisor del dengue y la fiebre amarilla que ha desarrollado evolutivamente preferencia por los humanos. “Nuestro trabajo proporciona una información importante para crear herramientas que impidan la fuerte atracción de los mosquitos por las personas”, asegura Vosshall.

Referencia bibliográfica:

Matthew DeGennaro, Carolyn S. McBride, Laura Seeholzer, Takao Nakagawa, Emily J. Dennis, Chloe Goldman, Nijole Jasinskiene, Anthony A. James, Leslie B. Vosshall. “orco mutant mosquitoes lose strong prefernece for humans and are not repelled by volatile DEET”, Nature, May 2013. DOI: 10.1038/nature12206



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>