Published On: Vie, Jun 14th, 2013

Anticuerpos causantes de enfermedades reumáticas bloquean el latido cardiaco en adultos

Expertos del Hospital Universitari Germans Trias i Pujol de Barcelona han analizado de qué manera un tipo de anticuerpo que ataca tejidos del propio cuerpo en las enfermedades reumáticas puede ser también responsable de bloquear el latido cardiaco en adultos. El hallazgo, publicado en el New England Journal of Medicine abre puertas para el tratamiento de los afectados con fármacos inmunosupresores y evitar así implantarles un marcapasos.

Ritmo cardíaco de un hombre adulto. / Duane Schoon

Ritmo cardíaco de un hombre adulto. / Duane Schoon

Germans Trias
|

13 junio 2013 23:00

En un artículo publicado en el New England Journal of Medicine, investigadores del Hospital Universitari Germans Trias i Pujol de Barcelona explican de qué manera un tipo de anticuerpo que ataca tejidos del propio cuerpo en las enfermedades reumáticas puede ser también responsable de bloquear el latido cardiaco en adultos.

La consecuencia de este bloqueo es un tipo de síncope, la causa del cual no se ha definido hasta la actualidad. Un síncope cardiaco es una pérdida súbita y transitoria de la consciencia que, en algunos casos, tiene su origen en un bloqueo de la conducción de los estímulos eléctricos del corazón y, por tanto, del latido y del bombeo de la sangre.

Este bloqueo puede tener varias causas, la mayoría irreversibles, como por ejemplo el envejecimiento del órgano, un infarto de miocardio o una cirugía cardiaca. No obstante, se han descrito una veintena de casos en el mundo de personas adultas, con anticuerpos Anti-Ro positivos y bloqueo cardiaco sin causa aparente, que en algunas ha provocado síncope, en las que hasta ahora no se había explorado la afectación concreta en la actividad eléctrica.

Un bloqueo reversible

Hasta ahora se sabía que los anticuerpos Anti-Ro podían originar bloqueo cardiaco en neonatos, que habían adquirido el anticuerpo porque la madre era portadora y se los había transmitido mediante la placenta. En cambio, no se había demostrado que este tipo de anticuerpos pudiera tener una afectación directa en el estímulo eléctrico del corazón de los adultos.

Hasta ahora no se había demostrado que este tipo de anticuerpos pudiera afectar al estímulo eléctrico del corazón de los adultos

El equipo de Germans Trias ha dado un nuevo paso en este sentido a raíz del caso de una paciente de 26 años que ingresó en el hospital con un síncope. Después de descartar todas las causas habituales, los médicos comprobaron que era portadora de Anti-Ro y le hicieron un estudio de la actividad eléctrica del corazón mediante la introducción de un catéter por la vena femoral. Así, concretaron por primera vez en qué parte del corazón los Anti-Ro causan bloqueo y cómo este mejoraba con el tratamiento. Por lo tanto, el bloqueo podría ser reversible.

Sin marcapasos un año y medio después

Los médicos implantaron un marcapasos a la paciente para asegurar el correcto funcionamiento de su corazón, pero decidieron tratarla con fármacos inmunosupresores, ya que este es el tratamiento indicado cuando se producen los brotes en las enfermedades reumáticas.

Los resultados han sido muy favorables: la paciente no ha necesitado el marcapasos desde que se le implantó, después de un año y medio de seguimiento. Ahora, el equipo determinará de manera sistemática la presencia o ausencia de anticuerpos Anti-Ro en todos los pacientes que ingresen con un síncope, y continuará trabajando en evaluar si es o no necesario implantar marcapasos en las personas que hayan sufrido una síncope por esta causa.

Referencia bibliográfica:

Irene Santos-Pardo, Roger Villuendas, Antoni Bayés-Genís y Melania Martínez-Morillo. “Anti-Ro Antibodies and Reversible Atrioventricular Block”. New England Journal of Medicine, 2013.



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>