Published On: Jue, Sep 25th, 2014

Valor económico de las vacunas

Las vacunas infantiles actuales, consideradas en su conjunto, ahorran más de 5 euros en costes directos y 17 euros en costes indirectos por cada euro invertido.
Se estima que anualmente las vacunas evitan 5 millones de muertes por la viruela, 2,7 millones de casos de sarampión, 2 millones de casos de tétanos neonatal, 1 millón de casos de tos ferina, 600.000 casos de poliomielitis paralítica y 300.000 casos de difteria-

Fabricación de vacunas

Santiago de Compostela, 25 de septiembre de 2014.- La salud contribuye al crecimiento económico de un país. En concreto, las vacunas juegan un papel fundamental en la prevención de enfermedades infecciosas y contribuyen de forma decisiva en la sostenibilidad del sistema sanitario, llegándose a considerar una de las intervenciones clave en salud pública por su capacidad de proteger la salud de la población y contener el gasto sanitario que genera la población enferma.

Sin bien, los programas de vacunación generan ahorros 5 veces superiores a otras medidas preventivas como la cloración del agua, de la desinversión en dichos programas se derivan costes económicos, sociales y asistenciales, tal y como se pone de manifiesto en el informe “El valor económico de la vacunación, ¿por qué la prevención es riqueza?”, elaborado por Sanofi Pasteur MSD, compañía europea líder en vacunas, y presentado en el marco de la VII reunión internacional sobre biotecnología, Biospain 2014.

Además de los beneficios directos que reportan los programas de vacunación, cabe destacar los beneficios indirectos resultantes de la pérdida de productividad, absentismo laboral y/o discapacidad, entre otros.

“Tenemos que centrar nuestros esfuerzos en mantener a la población sana en vez tratarles cuando ya se han puesto enfermos”,  apunta Andrea Rappagliosi, vicepresidente de Acceso al Mercado, Política Sanitaria y Asuntos Médicos de Sanofi Pasteur MSD y presidente del Grupo de Vacunas de la Federación Europea de Industrias y Asociaciones Farmacéuticas (EFPIA). “la prevención es el mejor camino para mantener a los ciudadanos europeos sanos y así aumentar su esperanza de vida y por lo tanto conseguir que una población productiva durante más tiempo” concluye.

En este sentido, es importante destacar que el coste de la enfermedad no sólo recae en el paciente, sino también en sus familiares, cuidadores, y en la sociedad en general. En términos generales, entre el 11% y el 61% de los padres con niños con gripe causa baja en su puesto de trabajo entre 1 y 6 días para poder cuidarlos.

Otros logros alcanzados gracias a la vacunación son la reducción del número de muertes prematuras, la disminución del absentismo laboral y el consumo de fármacos, o el evitar discapacidades y/o problemas de fertilidad, entre otros.

Beneficios en salud

  • En el caso de los lactantes, la vacunación ha hecho posible la reducción de las tasas de mortalidad en todos los países europeos, pasando de 25 muertes por cada 1.000 nacimientos en 1970 a 4 muertes por cada 1.000 nacimientos en la actualidad.
  •  Los programas vacunación infantil implantados en la UE han logrado reducir el porcentaje de discapacidades físicas y mentales en niños. En la actualidad, en la UE los programas de vacunación infantil protegen contra 15 enfermedades infecciosas.
  • En el caso de los adolescentes y los adultos, la vacunación mediante programas de refuerzo o preventivos logran recuperar a medio y largo plazo la inversión en salud pública realizada por los sistemas de salud. Estos colectivos están expuestos a contraer enfermedades infecciosas como la tos ferina, la meningitis meningocócica y enfermedades de transmisión sexual como pueden ser la hepatitis B o el virus del papiloma humano (VPH).
  • La vacunación también disminuye el riesgo de desarrollar infarto de miocardio o ictus en pacientes mayores de 50 años que presentan infección por herpes zóster y neumococo. En los afectados con herpes zóster se incrementa en un 30% el riesgo de padecer ictus, mientras que la vacunación antineumocócica disminuye en un 50% el riesgo de infarto de miocardio durante los dos años posteriores al acto de vacunación.

Incluso existen vacunas capaces de prevenir el desarrollo de ciertos tipos de cáncer, como por ejemplo la vacuna frente al virus del papiloma humano (VPH).



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>