Published On: Lun, Ene 26th, 2015

Nuestros ancestros primitivos ya usaban sus manos como nosotros

A veces resultan realmente desconcertantes los métodos a los que tienen que recurrir los científicos para intentar reconstruir el pasado de la especie humana. Aunque hay que partir de la base de que los restos fosilizados de nuestros ancestros que han llegado a la actualidad son escasos y fragmentarios, la realidad es que todavía sabemos bien poco sobre cómo se produjo la aparición del género homo y a cada nueva certeza la acompañan un nuevo racimo de preguntas sin responder.

Antropólogos de la Universidad de Kent han dirigido la primera investigación para aportar evidencias del uso de herramientas de piedra entre los fósiles de australopiteco de alrededor de 3 millones de años atrás.

La capacidad humana de aplicar fuerza y precisión con la mano está ligada a dos transiciones evolutivas clave: una reducción del tiempo de estancia en los árboles y la producción y uso de herramientas de piedra. Sin embargo, no está claro cuando esas transiciones tuvieron lugar. Los investigadores han usado nuevas técnicas para revelar cómo los las especies fósiles usaron sus manos mediante el examen de una estructura esponjosa interna del hueso llamada trabécula. La trabécula ósea se remodela rápidamente durante la vida y puede reflejar los comportamientos de los individuos a lo largo de su vida.

Jane Goodall saludada por un chimpancé

Los investigadores primero examinaron la trabecula de manos actuales humanas y de chimpancés. Encontraron claras diferencias entre las manos humanas que tienen una especial habilidad para aplicar fuerza por la oposición del dedo pulgar y las de los chimpancés que no tienen esa facilidad de trabajo. Este patrón humano está presente en fósiles conocidos que no eran especialmente arbóreos y que utilizaban herramientas de piedra como los neandertales.

La investigación muestra que aunque los Australopithecus de la zona de Suráfrica de alrededor de dos millones de años tradicionalmente se habían considerado no habituados al uso de herramientas de piedra, sí que tienen unos patrones en la trabecula ósea similares a los del hombre actual debido al uso del pulgar por oposición, comportamiento típicamente adaptado al uso de herramientas.

Esos resultados apoyan evidencias previamente publicados sobre el uso de herramientas de piedra por los australopitecos y facilita evidencias de que nuestros primitivos ancestros usaban posturas humanas mucho antes de lo que se había pensado.

 

Displaying 1 Comments
Have Your Say
  1. jjseñor dice:

    No entiendo su alusión a los neandertales en un contexto al que no les corresponde; y mucho menos la observación de “humanos no especialmente arbóreos” .

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>