Published On: Mie, Nov 11th, 2015

Datan por carbono-14 restos humanos de la necrópolis más antigua de la Península Ibérica

Yacimiento de El collado

Yacimiento de El collado

En Europa, el periodo en el que los pueblos comienzan a realizar enterramientos funerarios coincide con la época en la que los poblados parece que empiezan a tener un comportamiento cada vez más sedentario.

La importancia de este yacimiento y sus enterramientos radica en el hecho de que se trata de la necrópolis más antigua de la Península, situándose su periodo en torno a los 7000 años A.C, desterrando la idea de que los enterramientos más antiguos eran los concheros portugueses, como los ubicados en los estuarios de los ríos Tajo y el Sado.

En este yacimiento fueron encontrados 15 enterramientos de los que 10 han sido datados. Inicialmente se consideraba que este yacimiento era propio del Mesolítico Tardío, aunque gracias a las dataciones realizadas se ha comprobado que pertenece al Mesolítico temprano. Por lo tanto, El Collado se convierte en el cementerio más antiguo conocido en la Península Ibérica.

Las conclusiones que se obtienen de las dataciones muestran que, mediante la comparación de los datos cronológicos con las posiciones de las tumbas, se puede observar que éstas se organizan en cierta medida de sur a norte. Así que mientras que los enterramientos más antiguos se encuentran en el sur, los más recientes tienden a estar en el extremo norte.

Asimismo, la ausencia general de solapamientos entre las tumbas, pone de manifiesto, que esta comunidad Mesolítica era de alguna manera consciente de la disposición del cementerio y por tanto era respetado su emplazamiento. Puesto que se trata de un espacio reducido, la zona destinada a los enterramientos, se puede suponer que las tumbas fueron señalizadas de algún modo, con el fin de respetar los enterramientos anteriores y así evitar su destrucción total o parcial.

Gracias a estas dataciones por Espectrometría de Masas con Acelerador, se tienen nuevos datos sobre cronología de las prácticas funerarias y de la aparición de cementerios en el suroeste de Europa.

Una conclusión relevante es que El Collado fue testigo de una actividad funeraria prolongada en el tiempo, lo que implica un uso continuado y estable de este cementerio, a lo largo de un milenio aproximadamente, mientras que un uso tan extendido en el tiempo no era conocido en otros cementerios mesolíticos ibéricos, donde la actividad funeraria duraba solo unas pocas generaciones.

Referencia bibliográfica:
The Emergence of Mesolithic Cemeteries in SW Europe: Insights from the El Collado (Oliva, Valencia, Spain) radiocarbon record.
Juan F. Gibaja, M. Eulàlia Subirà, Xavier Terradas, F. Javier Santos, Lidia Agulló, Isabel Gómez-Martínez, Florence Allièse, Javier Fernández-López de Pablo.
PLOS ONE, (2015) 10.1371/journal.pone.0115505



Displaying 1 Comments
Have Your Say
  1. jjseñor dice:

    En mi opinión, existen evidencias de acumulaciones de restos humanos que es imposible achacarlos a la casualidad y como ejemplo más evidente y temprano tenemos la Sima de los Huesos, con varios cientos de miles de años de antigüedad.
    Ahora bien, si distinguimos dos conceptos parecidos pero no iguales, como necrópolis y cementerio, siendo el primero “ciudad de muertos, todos clasificados dentro de un recinto, con calles, monumentos, etc., y el segundo una acumulación de cadáveres donde puede incluirse incluso hasta la más anárquica distribución, pero siempre que exista intencionalidad y premeditación, o viceversa, el cementerio más antiguo de la península, y probablemente del mundo, es la Sima de los Huesos.
    Le concedo mucha credibilidad a la paleoantropología.

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>