El mejor futbolista del mundo

Europa Press

El brasileño Ronaldinho de Assis, coronado hoy como mejor jugador del mundo en 2004 en la gala anual de la FIFA, culmina con este galardón un año para recordar, en el que sin duda se ha convertido en uno de los futbolistas más carismáticos del planeta y el jugador que ha liderado el resurgir del FC Barcelona, donde su llegada empezó a devolver la ilusión olvidada a un club necesitado de éxitos.

Ronaldinho, el gran fichaje de la junta directiva presidida por Joan Laporta a su llegada hace ya un año y medio, no logró conquistar ningún título la pasada temporada, aunque su sensacional rendimiento durante su primer año en la Liga española, le ha servido para ser premiado por los seleccionadores, que le situaron por delante del francés Thierry Henry y del ucraniano Andrei Shevchenko.

El futbolista de Porto Alegre, fichado del Paris Saint Germain por 25 millones de euros, llegó para situar al Barça en la primera línea deportiva y mundial, como reiteraba una y otra vez Laporta durante la campaña electoral, y lo está consiguiendo. El Barça lidera la Liga española, es candidato en la Liga de Campeones, donde le espera el Chelsea, y ahora vuelve a ser protagonista en la gala de la FIFA.

El premio FIFA a Ronaldinho llega después de cuatro años en que recaía en jugadores del Real Madrid, Zidane (2003 y 2000), Ronaldo (2002) y Figo (2001), y es el cuarto a un jugador del Barcelona. El Gaúcho sigue los pasos de sus compatriotas Rivaldo, Ronaldo y Romario, los otros tres jugadores que fueron premiados cuando eran del Barça, en 1999, 1996 y 1994, respectivamente.

Ronaldinho está haciendo historia desde que aterrizó en el Camp Nou como el 'crack mediático' que había prometido Laporta. Llegó después del fichaje fallido de David Beckham y tras una difícil negociación en que fue vital la figura de su amigo Sandro Rosell, vicepresidente deportivo del Barça, que hizo que el jugador se decantase por la oferta culé frente a la del Manchester United.

No hizo falta que pasase mucho tiempo para que nadie discutiera que Ronaldinho, y no Beckham, flamante fichaje del Real Madrid, era el jugador que necesitaba el barcelonismo para recuperar la esperanza. En su primer año, se convirtió en el líder del equipo y ofreció una capacidad goleadora (22 goles) que no esperaba ni él mismo, que siempre se ha definido más como pasador que como goleador.

Firmó 15 tantos en la Liga, cuatro en la Copa de la UEFA y tres en la Copa del Rey en una temporada que dejó unos números superiores a los que había ofrecido en el PSG durante sus dos campañas en el club galo, con el que marcó 11 goles en la 2001/02 (9 en la liga y dos en Europa) y 12 en la 2002/03 (8 en liga, tres en Copa y uno en Europa). Pero su explosión no sólo se refleja en estadísticas.

Se ha convertido en el mejor embajador mundial del Barcelona hasta pugnar con Ronaldo como líder de la selección de Brasil --con la que ha logrado hasta ahora sus mayores éxitos (Mundial de 2002 y Copa América de 1999)-- y su saludo 'surfero' es imitado por una cantidad de niños imposible de cifrar que ha hecho de su gesto típico una de las señas características del barcelonismo en la actualidad.

El excepcional rendimiento de Ronaldinho durante su primer año vestido de azulgrana, además, también se tradujo en una mejora de su sueldo el pasado verano, cuando la sombra del Chelsea del magnate ruso Roman Abramovich llevó a la directiva del Barcelona a aumentar y blindar el contrato de Ronaldinho, elevando el valor de su cláusula de rescisión a 150 millones de euros.

Esta temporada, ha perdido peso en el Barça tras la llegada de nuevas estrellas como el camerunés Samuel Eto'o y el brasileño nacionalizado portugués Anderson Luis de Souza 'Deco' y se ha podido descargar de la responsabilidad que asumía. Además, está sufriendo por unos problemas en un tobillo con los que ha aguantado por las necesidades de una plantilla que espera la llegada de nuevos refuerzos.

Ronaldinho sólo ha marcado cinco goles (tres en la Liga y dos en la Liga de Campeones) en lo que va de temporada, en la que Eto'o es el 'pichichi' provisional de la Liga con 12 dianas, aunque ha sido determinante en las dos victorias más destacadas, ante el Real Madrid (3-0) en la Liga y frente al AC Milan (2-1) en la 'Champions'.

En el último partido, el pasado sábado ante el Valencia (1-1) en el Camp Nou, no tuvo su noche y sólo pudo marcar gracias a un penalti inexistente, pero mañana ante el Levante tratará de celebrar el premio brindando una buena actuación a la afición culé para cerrar el que por ahora puede considerarse el mejor año de su vida.
Vídeos sobre Mejor futbolista mundo



Más artículos
Pelé
Tenis Masters Femenino
Coste juegos olímpicos
Liga ACB
Liga campeones balonmano
Masters tenis
Futbol España Inglaterra
Euroliga baloncesto
Copa Mundo Golf
Roger Federer
Raúl Real Madrid
Repsol Dakar
nadal copa davis
Estadio Olímpico Sevilla
índice riesgo esquí
Sevchenko balón oro
fútbol factores extradeportivos
vuelta ciclismo 2005
Mejor futbolista mundo
observatorio contra racismo violencia deporte