Fútbol 2004/2005, el año del FC Barcelona

Europa Press

La temporada 2004/2005 fue, por fin, el año del FC Barcelona, pues el conjunto de la Ciudad Condal consiguió saborear las mieles de levantar un trofeo casi seis años después, mientras que en la capital se asistía atónito al 'big-bang' de la galaxia Florentino, pues el Real Madrid de las estrellas se estrelló en su propio proyecto, todo lo contrario que un Villarreal y un Betis que celebran su histórica clasificación para la 'Champions'.

Amargo el final de temporada para un Sevilla que estuvo deslumbrando toda la campaña y se desinfló en los momentos finales. Agria clasificación para la UEFA el año del centenario, más si cabe porque el vecino del otro lado del Nervión le arrebató el tan ansiado cuarto puesto, a pesar de Jesús Navas, la última perla del fútbol español, salida de la inagotable cantera sevillista.

Otro que estuvo a punto de hacer historia fue el Espanyol de Lotina, que también, como el Sevilla, acarició largo y tendido la 'Champions', pero deberá conformarse con disputar la UEFA el próximo año, todo un logro para un equipo modesto.

Numancia, Albacete y Levante dijeron adiós a una temporada para olvidar, especialmente para sorianos y manchegos que descendieron de categoría antes de tiempo, mientras que los levantinos, en un final de temporada agónico, cayeron de los puestos cómodos hasta la decimoctava posición, quizás acordándose del empate con el que el Barcelona cantó el alirón en el Ciudad de Levante.

Valencia y Deportivo, séptimo y octavo respectivamente, los dos grandes desconocidos de la temporada, entrarán en Europa si la caprichosa Intertoto lo quiere, mal que le pese a quien no disfrute del periodo vacacional este verano.

Ranieri volvió al banquillo de Mestalla tras la marcha del hijo pródigo, Rafa Benítez, quien conseguía la quinta Copa de Europa para el Liverpool veinte años después, mientras el presidente del club 'ché', Juan Bautista Soler, miraba de reojo. El romano acabó saliendo por la puerta chica de Paterna por culpa de su fútbol rácano y tosco, los aciagos fichajes italianos y la eliminación de 'Champions' y UEFA a las primeras de cambio.

El Deportivo, anclado en la política de Lendoiro de caras nuevas a cuentagotas, sucumbió en Liga de Campeones en la fase previa, con cero puntos y ni un sólo gol en la casilla del haber. Lo mejor de la temporada, su exhibición frente al Real Madrid, a quien le ganó los dos partidos de liga en la temporada en la que Fran y Mauro Silva recibieron justo tributo a una carrera plagada de éxitos tras su retirada.

Athletic de Bilbao y Zaragoza firmaron una discreta campaña en la que siguen consolidando sus proyectos de futuro para apuntar más arriba en años venideros. Los maños iniciaron mal la campaña, pero entrados en forma y meses, empezaron a sumar puntos hasta plantearse objetivos europeos. Otro año será para intentar emular aquel título cuando la Recopa aún vivía y Nayim hizo vibrar los cimientos del Parque de los Príncipes.

Ni siquiera la Copa del Rey fue el subterfugio para un Bilbao que cayó en casa, con La Catedral vestida de gala para recibir la final copera, contra el Betis, que se la jugará en una final tan inédita como sorprendente ante un Osasuna que salvó la categoría, y se lleva un billete europeo, administrando la buena primera vuelta de los de Aguirre.

En la capital del Madrid del Sur, el Getafe seguirá otro año de fiesta, pues tras el histórico ascenso del pasado año, Gica y compañía lograron una gesta al alcance de muy pocos, la permanencia de la mano de un Quique Sánchez Flores que se estrenaba en los banquillos con el temple y la cabeza que siempre le acompañó en sus años de futbolista.

El otro equipo de Madrid, el Atlético cuajó una de las peores temporadas que se recuerdan sin descensos de por medio. Sin gol, sin suerte, sin balones al 'Niño', pero con dos formidables centrales, el Atleti mantenía vivas las esperanzas europeas sumando en el Calderón y muy de vez en cuando fuera, hasta que acabó con la paciencia de la parroquia rojiblanca y acabó despidiéndose de la temporada por debajo de lo esperado.

Málaga, Real Sociedad, Osasuna y Racing formaron el paquete de los equipos grises de la tabla: nada bueno y nada malo. Salvar la categoría parecía ser el único objetivo de ambos conjuntos conforme pasaban las jornadas. A excepción del Osasuna, que aún tiene que visitar el Calderón para intentar escribir su nombre con letras de oro en la historia de la Copa. Letras que ya ha escrito en la historia del club, pues los caprichos del fútbol quisieron que el Osasuna pueda disputar el próximo año la UEFA.

En las islas, si la temporada hubiera empezado hace un mes, ahora estarían en 'Champions', que es a lo que les sabe la permanencia conseguida en la última jornada cuando hace poco más de un mes ya se les daba como equipo de segunda. 'Milagro Cúper' volvió a obrarse y salvó la ensaimada de la quema.

ALIRON SIN PICHICHI.

Desde el 'Dream Team' de Cruyff no se veía por el Camp Nou semejante espectáculo, salvo el de aquella "sanción" por el cochinillo, como el vivido en la presente campaña. Ronaldinho, Deco y Eto'o, hicieron las delicias del aficionado culé, así como la mayoría de goles del conjunto blaugrana, que se quedó sin recompensa para el delantero camerunés, pues las 25 dianas de Forlán superaron por una las del africano.

Paseándose en la Liga, y apeado de la Copa, el Barcelona concentraba sus esfuerzos en avanzar con paso firme a la final de Turquía, pero el Chelsea de Abramovich se cruzó en su camino en una de las mayores injusticias de la competición en los últimos años.

Concentrados sólo en la Liga, tanto Real Madrid como Barcelona se encaramaron a lo más alto de la tabla, para protagonizar un duelo de tú a tú, en el que el Real Madrid se acercaba tan tímida como imperceptiblemente a los puntos que reflejaba el casillero culé.

Finalmente fueron cuatro, más el del 'goalaverage', todo un mérito para los de Luxemburgo, que aguantó, a base de victorias, hasta final de temporada. Fue en el Ciudad de Valencia, después del empate del Real Madrid en el Pizjuán, cuando el Barça se convirtió en campeón matemático, aunque mucho se habló de un presunto pacto entre los jugadores de ambos clubes, en el que, sin duda, salió perjudicado el defenestrado Levante.

EL FINAL DE UN CICLO.

Dos años sin un título son demasiados para un club que hace varias décadas no vive esa circunstancia, por lo que se prevé un verano movido en las oficinas de Florentino. El mundo de la rumorología se puso manos a la obra cuando el Madrid dijo adiós al título y Figo fue el primero en aparecer.

El luso parece que dejará la disciplina merengue la próxima campaña, y al portugués le pueden seguir unos cuantos. En el haber se apuntan varios nombres ilustres del fútbol mundial, que sin lugar a dudas, le cambiará la cara al Real Madrid del 2006.

PICHICHI FORLAN.

Pichichi y Bota de oro, eso sí, compartida con Henry, para el delantero del Villarreal, el uruguayo Diego Forlán, que se la quitó en el último minuto a Samuel Eto'o, para mandar a este Villarreal a hacer historia paseándose por los grandes estadios del fútbol mundial, todo un hito para un club con 82 años de historia que preside una ciudad con poco más de 40.000 habitantes.

HISTORICO BETIS.

Tras su cuarto puesto, el Betis tendrá tiempo para celebrar la temporada después de visitar el Calderón para intentar ganar la Copa. El único equipo en liza, junto al Osasuna, en la primera división del fútbol español, el Betis pondrá el broche de oro a una temporada espectacular, en la que por fin ganaron un derbi sevillano, si consiguen derrotar al conjunto navarro y despedirse de la temporada 2004/2005 saliendo por la puerta grande.
Vídeos sobre Liga 2004/2005


Todava no hay comentarios

Deja un comentario



?
? ?


Más artículos
Fura Festival Mérida
Barça liga
Beckham ganar
Ronaldo temporada
Andrei Xepkin
Liga 2004/2005
Dimisión Jordi Monés
Justine Henin-Hardenne
Nadal Carrera Campeones
Sergi Barjuán Atlético
Títulos Betis
Nadal Federer
Mundo ultra Viñas
Eduardo Costa Espanyol
Schuster Getafe
LFP calendario 05-06
Madrid ACB Herreros
Ivanovic Tau Barcelona
Resumen Juegos Mediterraneo Almería
Lance Armstron Tour