" />
Published On: Vie, Abr 24th, 2015

Semifinales de la Champions: Bayern-Barcelona y Juventus-Real Madrid

Aunque no son pocos los que sospechan que en los bombos de la UEFA hay algún mecanismo para trucar los sorteos, por ejemplo, las bolas frías y calientes, que iba a bloquear la posibilidad de una segunda final española consecutiva, el sorteo ha deparado unos cruces dignos de las semifinales de la mejor competición de clubes del mundo.

A estas alturas de la máxima competición europea ya no hay rival fácil. Como expresó con nobleza encomiable Rummenige, los equipos en el bombo representan lo mejor que hoy puede ofrecer el continente europeo y ninguno deja de ser un rival temible.

Los aspirantes

Empezando por el que tiene menos respaldo en las casa de apuestas, la Juventus de Turín es un equipo italiano. Decir esto ya implica que son grandes conocedores de la competición y son capaces de ajustarse al tempo del partido y de la eliminatoria hasta sacar de quicio al rival. Recibir un gol en contra de la Juventus en los primeros minutos del partido de ida puede resolver la eliminatoria y no porque se limiten a plantar un autobús o a afear el partido al estilo del Atlético de Madrid, sino porque todos sus jugadores son buenos técnicamente y saben contener las embestidas de cualquier delantera y atacar con precisión quirúrgica. El español Morata es ahora su mejor ariete.

El FC Barcelona de Luis Enrique ha superado, aunque cueste trabajo creerlo, al mejor Barcelona de Guardiola si se repasan los números de los primeros cincuenta partidos de la temporada. Pasados los primeros momentos de zozobra, el asturiano se ha hecho con las riendas del equipo y ha conseguido encajar las piezas de la delantera, de manera que conviven pacíficamente Messi, Neymar y Luis Suárez. Pero además ha conseguido devolver al equipo la garra que tenía en el año del sexteto y han recuperado una de sus armas más demoledoras (y agotadoras físicamente) que es la presión después de cada pérdida de balón para recuperar rápidamente la posesión. Son otra vez el equipo capaz de atosigar a cualquier rival que eran hace unos años.

Copa de la Champions League

El Bayern de Munich, por el contrario, es el favorito de los apostantes para llevarse la Copa de Europa. La demoledora remontada  ante el Oporto les ha encumbrado como máximos aspirantes al título y Guardiola necesita reivindicarse como entrenador ganador tras su eliminación del año pasado. Su temporada en la Bundesliga ha sido, otra vez, un paseo militar y no piensan en otra cosa que en recuperar el cetro europeo.

El Real Madrid, por último, juega “su” torneo. Aspira a ganar el undécimo entorchado y todos sus jugadores ya conocen las miles del triunfo y los que no, como Kroos, están en el club blanco para lograrlo. Está por ver si serán el equipo luchador que se fajó en cuartos contra su vecino madrileño, el vencedor imperial que arrasó el Allianz Arena el año pasado o el equipo atascado y enfadado consigo mismo que a veces cae en partidos insulsos.

El morbo

Independientemente de la grandeza de los clubs en liza, de las historias personales de las estrellas que compiten o de las pasiones que levantan entre sus respectivas hinchadas, los enfrentamientos de semifinales siempre dejan lugar al morbo, a la especulación malintencionada, alas historias dentro de la historia.

Hace dos años el Bayern de Munich ridiculizó al Barcelona con un 7-0 global en una eliminatoria que se presumía igualada y el club español ahora clama venganza. Esta venganza, de producirse, tendría lugar contra un club que ahora dirige el que fue artífice de los mejores años del club azulgranana. Guardiola vuelve al Camp Nou ocupando el banquillo visitante.

¿Conseguirá Morata marcarle algún gol al Real Madrid? Él ya ha dicho que mientras siga habiendo innegociables en la delantera blanca, ni se lantea volver al club de sus amores porque ahora está jugando y marcando goles y eso es mucho mejor que calentar banquillo en Chamartín. ¿Volverá Anzelotti a apartar a la Juve del triunfo europeo? Los turineses lo recuerdan y no se lo perdonan.

Sea como fuere, vamos a ver mucho fútbol y del bueno.

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>