Published On: Mar, Dic 9th, 2014

Los españoles tenemos buena salud

La OCDE acaba de sacar su informe anual sobre la salud de los países asociados y, como era de esperar, los españoles ocupan las primeras posiciones en esperanza de vida, mortalidad infantil y de atención sanitaria. Estos datos se les suelen atragantar a las víctimas del complejo de inferioridad que sienten que en España todo es peor que en el resto del planeta pero las cifras son tozudas y demuestran que la salud, uno de los pilares en los que se fundamenta la felicidad, está mejor atendida que en el resto del mundo.

Quirófano durante una operación

España, Italia y Francia lideran el grupo los países de la UE, en los que la esperanza de vida al nacer supera los 80 años. En concreto,  el conjunto de personas nacidas en España alcanzaron en 2012 una esperanza de vida al nacer de 82,5 años, la más alta de la Unión Europea. En el caso de las mujeres, la esperanza de vida en España (85,5 años) fue la más alta de la UE mientras que para los hombres fue más alta en Suecia (79,9 años).
La esperanza de años de vida saludable a los 65 años en 2012 fueron similares en la UE para hombres y mujeres, 8,5 años. En el caso de España estas cifras son de 9,2 para los hombres y 9,0 años para las mujeres.

Si bien es cierto que la esperanza de vida en los países de la UE está creciendo, también lo hace la carga de enfermedades crónicas, como la diabetes o las demencias. En España, según el estudio de la Federación Internacional de Diabetes que utiliza la OCDE, el 8,2% de los ciudadanos de 20 a 79 años padecen diabetes, frente al 6% de la media de la UE. En cuanto a las demencias, el 7,5 % de los mayores de 60 tienen diagnosticada alguna, frente al 7% de la media UE.

La tasa media de mortalidad ajustada por edad se situó en la UE en 1.500 fallecimientos por cada 100.000 habitantes. Las tasas de mortalidad más bajas se dieron en los países del norte de Europa, oeste y sur, sobre todo en Francia, España, Italia, así como Suiza, con alrededor de 900 muertes o menos por 100 000 habitantes
España junto con Francia, Portugal, Grecia e Italia, presenta la  mortalidad por cardiopatía isquémica más baja de la UE con tasas inferiores a 115 muertes por cada 100 000 habitantes
La mortalidad infantil en España también está por debajo de la media: 3,1 defunciones de menores de un año por cada 1.000 nacidos vivos en nuestro país, frente a 4,0 en la  UE. España ha disminuido la tasa de mortalidad infantil en casi 23 puntos desde 1970.
Las tasas de mortalidad por accidentes de tráfico han disminuido en más del 45% en toda la Unión Europea desde el año 2000: España, Luxemburgo, Irlanda, Estonia y Letonia han reducido sus tasas de mortalidad en un 60% o más en este período de diez años.
España también está entre los países con tasas de suicidio más bajas, junto con otros países del sur de Europa (Chipre, Grecia, Malta, Italia y España) y el Reino Unido.

Nuestro país tuvo la mayor tasa de incidencia de VIH-sida en la década de los 90, pero la tasa se ha reducido drásticamente. En la actualidad, se sitúa en 1,7 casos nuevos por 100.000 habitantes
En cuanto al consumo de tabaco, aunque España presenta un porcentaje de adultos fumadores diarios ligeramente superior a la UE (23,9% frente a 20,9%), la tasa de fumadores se ha reducido un 25% en la última década.
España dispone de 3,8 médicos por 1.000 habitantes, tasa superior a la media de la UE (3,4) y de 3 camas hospitalarias por 1000 habitantes, situándose en los niveles de Suecia, Reino Unido e Irlanda.

La calidad en la atención a los procesos crónicos se puede medir por las tasas de admisiones hospitalarias en patologías como el asma o la diabetes. En España, la tasa de hospitalización por asma en adultos por 100.000 habitantes es de 40, cifra inferior a la tasa media de la UE (51). Para la hospitalización por agudización de  diabetes, España, con una tasa de  85 por 100.000 habitantes, presenta una de las tasas más bajas de la UE.
La mortalidad hospitalaria en los 30 días tras infarto de miocardio en España es del 8,5 %, lo que nos sitúa ligeramente por encima de la media UE.
Por otro lado, nuestro país, con tasas de complicaciones postoperatorias de embolia pulmonar o trombosis venosa profunda de 307/100.000 altas quirúrgicas, se sitúa entre los 3 países con tasas más bajas por estos eventos.
Con un 77% de la población de riesgo cubierta, España también está entre los 5 primeros países de la UE en cuanto a cobertura del screening de cáncer de mama.

España se sitúa en la media de la UE (20,9 DDD/1000h/día) en cuanto a la prescripción de antibióticos en atención primaria, así como en la prescripción de antibióticos de segunda elección (19,6 DDD /1000h/año).
España destina un 9,3% del PIB a la sanidad; la media de la UE fue del  8,7 %



Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>