El médico y el enfermo terminal

Europa Press


Cada médico de cabecera suele atender anualmente a una media de entre dos y cinco pacientes terminales, los cuales son asistidos en sus propios domicilios, según sostienen los propios facultativos de familia reunidos en Sevilla, en el marco del XXIV Congreso de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc).

En este sentido, el doctor Jaime Boceta, responsable del 'Taller Interactivo de Atención Integral al Enfermo Agónico y su Familia' y moderador de la mesa de Cuidados Paliativos, se refirió a la necesidad de que "todo médico de familia sepa enfrentarse y atender a este tipo de enfermo terminal durante su fase final", ya que, según estimó, "a lo largo de su carrera profesional tendrá que afrontar dicha situación con al menos cien o 200 enfermos".

Boceta, quien se refirió igualmente a la necesidad de que el médico "sepa manejar y controlar sus propias emociones" ante estos casos, subrayó que, "si bien la mayoría son enfermos oncológicos, el progresivo envejecimiento de la población puede acarrear un aumento en el número de estos casos por otras patologías".

Por ello, dicho experto abogó por fomentar el conocimiento de "cómo debe de utilizarse la fármacopea disponible para atender tanto a estos pacientes, como a sus familiares". De igual forma, instó a los médicos de cabecera a "superar los propios temores", con objeto, dijo, "de conectar con el paciente terminal y sus familiares".

"No se trata de ponernos en su lugar, pero sí de conectar con el enfermo y su familia", añadió Boceta, quien manifestó que en estos casos "a los médicos también nos preocupa no saber atender al paciente". Con todo, precisó que "siempre se puede consultar a las unidades de Cuidados Paliativos si la complejidad del caso lo requiere".

En este sentido, explicó que la "cercanía" y "accesibilidad" que definen la relación del paciente y el médico de familia "facilitan la atención al enfermo terminal y sus familiares". Además, destacó que la experiencia que adquiere el médico de familia en la atención al paciente terminal y la formación en Cuidados Paliativos "le sirve también para atender a otros pacientes, como es el caso de los enfermos crónicos avanzados que presentan diversas patologías, pero en las que se descarta la posibilidad de fallecer a corto plazo".

ESCASA FORMACION

A pesar de ello, Boceta lamentó que el médico de familia "no recibe formación sobre la atención al paciente terminal antes de licenciarse". Así, criticó que "aunque en la especialidad del médico de familia la formación existe", ésta, añadió, "es muy desigual y sin aplicarse en todas las unidades docentes ni en todas las facultades de Medicina".

"Somos conscientes de la necesidad de potenciar esta formación, la cual se va haciendo", continuó dicho experto, quien destacó que, "de hecho, el Plan Nacional de Cuidados Paliativos y los distintos planes regionales de las comunidades autónomas insisten en la necesidad de incorporar formación tanto en pre-grado como en formación continuada, especialmente en médicos de Atención Primaria".

Según dijo, dichos planes pretenden acercar los Equipos de Soporte de Cuidados Paliativos a los pueblos alejados de las capitales y a los hospitales comarcales, "como está ocurriendo en Andalucía con el Plan Integral de Oncología (PIOA)", lo cual, añadió, "supone un respaldo a los médicos de familia rurales en la atención a sus pacientes en situación terminal".

Boceta concluyó que "no se trata de que el médico de familia sea un experto, ya que tiene que atender patologías muy diversas, pero sí de que cuente con unos conocimientos y habilidades básicos para prestar la mejor atención posible a estos pacientes".

Vídeos sobre médico cabecera paciente terminal


Todava no hay comentarios

Deja un comentario



?
? ?


Otros articulos
Hogares familias España
ancianos caídas fármacos
alcohol accidentes laborales
videojuegos machistas
desempleo paro divorcio sociedad
Depresión otoño
Problemas audición niños
esclerosis múltiple
hipertensión embarazo
rompecabezas anatomía maltratador miguel lorente acosta
drogas jóvenes prevención
enfermedades raras extremadura
bio bac medicamentos ilegales
enfermedades cardiovasculares españa
viento seco crisis angustia
métodos diagnóstico temprano alzheimer
médico cabecera paciente terminal
meditación budismo gueshe kelsan gyatso
problemas niños prematuros
antipsicóticos atípicos