Nueva técnica para aliviar el dolor de espalda

Europa Press

Una novedosa técnica, la intervención neurorreflejoterápica, por sus siglas NRT, puede ser la solución para centenares de pacientes que hasta el momento no habían encontrado solución para aliviar el dolor de espalda. El procedimiento, que consiste en la implantación de material quirúrgico en la piel que bloquea los mecanismos del dolor, ha demostrado un 92 por ciento de eficacia en un determinado perfil de enfermo. Son datos extraídos de la experiencia del Sistema Balear de Salud, donde se utiliza esta técnica desde hace un año, y que ha hecho que otras comunidades estén estudiando su aplicación.

La NRT consiste en la implantación en la piel de material quirúrgico -grapas- para bloquear los mecanismos que causan el dolor, la contractura muscular y la inflamación. El instrumental, que se coloca de manera ambulatoria sin anestesia, debe permanecer colocado un máximo de 90 días con la posibilidad de repetir el proceso.

Esta técnica ha demostrado una elevadísima eficacia (92 por ciento) en pacientes con dolor mecánico de espalda -asociado a determinados movimientos, que varía en función del esfuerzo y que no está provocado por una enfermedad sistémica-, que no han respondido a las terapias farmacológicas y que dura más de 14 -subagudo- o 90 días -crónico- y que no tienen necesidad de intervención quirúrgica.

Según asegura el doctor Francisco Kovacs, presidente de la Fundación Kovacs, algunos de los pacientes que la han probado, incluso habían sido intervenidos sin éxito. La técnica, desarrollada por la Fundación Kovacs, se viene utilizando desde el año 2003 por el Sistema Balear de Salud, que ha derivado en un año a 1.029 pacientes con unos resultados que están provocando que otras comunidades estén barajando incluirla en sus prestaciones.

Kovacs subraya que el éxito de la intervención radica en unos protocolos "rigurosísimos", con unas indicaciones muy concretas, avaladas por unos resultados demostrados científicamente desde el año 1998 hasta 2003.

NO DEJAR LA ACTIVIDAD

Este experto recuerda que aunque el porcentaje de enfermos con dolor de espalda que evoluciona a crónico es aproximadamente de un seis por ciento, esta bolsa de enfermos acaparan el 70 por ciento del coste en el tratamiento de esta enfermedad.

Está demostrado que las mujeres tienen más dolor de espalda que los hombres, "no sólo porque consultan más al médico -matiza Kovacs- sino también porque las hormonas masculinas dotan al hombre de una mayor musculatura que les protege de estos trastornos".

Aunque hay factores biológicos que influyen en la evolución de un dolor de espalda, Kovacs subraya que la inactividad es determinante para agravar esta dolencia porque "está comprobado que más de 48 horas inactivo son suficientes para que comience una atrofia muscular". Por eso, insta a no abandonar la actividad cotidiana en la medida que se pueda y si hay que hacer reposo en cama, procurar que no supere ese plazo. Además, subraya que no hay que tener miedo porque "la espalda no se va a romper".
Otros articulos