Separarse bien

Europa Press

El psiquiatra y profesor barcelonés Paulino Castells propone un método para separarse de forma adecuada en su último libro, 'Separarse bien' (Espasa 2004), teniendo en cuenta a los demás y a uno mismo. Según el especialista, "la gente se separa fatal" y "se ha frivolizado mucho" un tema que produce altas dosis de dolor en los miembros de la pareja que se rompe.

En declaraciones a Europa Press, Castells defendió que en el periodo de separación, las personas "se transforman" y a menudo "se dejan llevar por odios, rencores y ganas de hacer daño", por lo que se dicen "aberraciones que duelen mucho a una persona que hasta hace poco querías con locura", aseguró.

En este sentido, el psiquiatra propuso "valentía" y "honestidad" para no dejarse llevar por la vorágine de los acontecimientos, que pueden acompañar una separación. Asimismo, lamentó que esta decisión "se lleve a escondidas", "no se hable de ella" y "esté mal vista".

"Para no destruir al otro miembro" ni los lazos familiares y de amistad creados -- explicó Castells-- es importante no actuar "con alevosía, nocturnidad, premeditación y mentiras". Hay que asumirlo, pedir ayuda y actuar, aconsejó.

INFORMAR A LOS HIJOS.

En su libro, Castells propone pautas para que la disolución de la pareja sea de la forma menos traumática posible. Entre ellas se encuentra la de evitar enfrentamientos hostiles delante de los hijos, sin monopolizarlos ni pretender que creen alianzas contra el otro progenitor y mantener cubiertas las necesidades de la casa para que los niños no se sientan inseguros, entre otros.

Otro de los consejos pasa por informar sobre los motivos de la separación a los hijos de la forma más objetiva posible. A su vez, precisó que ello debe hacerse de forma conjunta entre los miembros de la pareja, y nunca por separado.

El método Castells también propone no desaparecer del domicilio familiar sin dar explicaciones y procurar, siempre que sea posible, que la despedida sea cordial. Según el psiquiatra, "esta despedida debe extenderse a los hijos de forma cariñosa, dejando claro que no es un adiós, sino un hasta luego".

FRIVOLIZACIÓN.

Castells lamentó que los medios de comunicación y las revistas del corazón "han frivolizado" mucho la separación con mensajes como "no pasa nada", "separarse no es ningún trauma", "ánimo, sepárate". Parece como que "todo el mundo anima a una pareja a que se separe", afirmó.

"Una de cada tres personas se separan y la sociedad llega a creer que como lo hace tanta gente debe ser bueno. Y es que "nunca como ahora había habido tantas rupturas", explicó.

Asimismo, animó a considerar que la separación "a veces es una locura en la que las personas pierden el norte y la persona que era simpática, amable y generosa se vuelve egoísta". Al mismo tiempo, insistió que "después de la muerte de un ser querido, la separación es el segundo impacto más grande para una persona".

ETAPAS DEL PROCESO DE SEPARACIÓN.

El libro realiza una recorrido por las distintas etapas del proceso de separación, que va desde las razones que conducen a ella, el cómo asumir la situación y decírselo a los hijos, los efectos inmediatos, como las reacciones de cólera, la negación de la realidad, cómo afrontar la reacción del círculo de familiares y amigos hasta el impacto que la ruptura produce en los hijos.

Por último el libro propone formas adecuadas para afrontar la formación de nuevas parejas, incluido el ejercicio de ejercer de padrastro o madrastra y la llegada de los hermanastros.
Otros articulos