Los precios de los talleres de coche

Europa Press

Los precios que cobran los talleres de reparación de automóviles presentan diferencias "enormes y espectaculares", que en el caso de la mano de obra se eleva al 185% entre la tarifa más barata (20 euros por hora) y la más cara (57 euros por hora), según un estudio realizado por Consumer Eroski tras la visita a 200 talleres de trece ciudades.

Además de la mano de obra, el precio de la revisión básica varía entre 15 euros y 147 euros, mientras que un cambio de batería cuesta 44 euros como mínimo y 114 como máximo. Algunas ciudades tiene precios muy superiores a otras y Valencia a Coruña y Oviedo se sitúan entre las más baratas, mientras que Vitoria, Pamplona, Murcia, Barcelona y Bilbao se encuentran entre las más caras.

En ocho de las trece ciudades analizadas, la diferencia de precios entre los talleres más baratos y los más caros de la misma población supera los cien euros para una revisión ordinaria, mientras que en siete localidades la diferencia del precio de mano de obra por hora es superior a 20 euros.

DIFERENCIA ENTRE TALLERES OFICIALES E INDEPENDIENTES.

Por su parte, el precio de la mano de obra se sitúa en una media de 38 euros en los talleres oficiales de las marcas, mientras que en los talleres independientes baja a 29 euros y en los de franquicia se queda en 31 euros. La revisión cuesta 85 euros de media en los talleres oficiales y 64 euros en los independientes.

Sin embargo, los talleres de redes oficiales cumplen en mayor medida la legislación, ya que el 62% exhibe las tarifas por mano de obra, proporción que en los franquiciados se reduce al 42% y en los independientes cae hasta el 30%.

INFORMACION INSUFICIENTE.

El informe concluye asimismo que "con frecuencia" la información que recibe el cliente de los talleres es insuficiente e incumple la norma, ya que el 18% no dispone de placa en el exterior, el 55% no exhibe las tarifas por mano de obra, el 40% no indica el horario de trabajo, el 62% no informa de la existencia de libro de reclamaciones ni el 70% del derecho a recibir un presupuesto por escrito. Además, el 64% no comunica la existencia de garantía de tres meses o 2.000 kilómetros con que cuentan todas las reparaciones.

Uno de cada tres talleres se negó a entregar un presupuesto por escrito, a pesar de que están obligados a hacerlo por ley, si bien sólo el 3% de los talleres que ofrecieron el presupuesto cobraron por su elaboración (entre 10 y 25 euros).