Tratar la artritis reumatoide

Europa Press

La artritis reumatoide afecta a más de 200.000 personas, en un 75% de los casos mujeres y puede presentase a cualquier edad

elázquez)

La combinación de las terapias biológicas y el Hospital de Día son clave para el control de la artritis reumatoide, según los expertos reunidos en la presentación de la jornada de puertas abiertas 'En la artritis reumatoide, date un descanso. El Papel del Hospital de Día', puesta en marcha ayer en el Hospital Doctor Negrín de Las Palmas de Gran Canaria por la Sociedad Española de Reumatología (SER) y el laboratorio farmacéutico Schering-Plough.

La artritis reumatoide es una enfermedad crónica autoinmune de la que se desconoce la causa, aunque existen factores genéticos y ambientales que aumentan el riesgo a padecer la enfermedad. Y si bien, "no es una enfermedad muy frecuente" ya que, según el reumatólogo del Hospital Universitario Doctor Negrín, el doctor Antonio Naranjo, "afecta a menos del 1 por ciento de la población española", de no ser diagnosticada a tiempo y bien tratada sus efectos sobre las articulaciones son irreversibles.

En estos momentos "el reto es conseguir que se pueda remitir la inflamación articular y prevenir el daño estructural irreversible", según el jefe del servicio de reumatología del Hospital Doctor Negrín, el doctor Carlos Rodríguez Lozano, no obstante la acción de las terapias biológicas y el seguimiento de la enfermedad en los Hospitales de Día ha supuesto un significativo avance en la eficacia de los tratamientos, ya que agrupa dos de los tres "pilares" fundamentales para la recuperación física: un tratamiento adecuado y el seguimiento del paciente.

En cuanto al tratamiento adecuado, actualmente no existe un tratamiento curativo. Sin embargo en los últimos años han surgido fármacos modificadores de la enfermedad, así como el desarrollo más reciente de las terapias biológicas, que permiten "un control de la enfermedad", y ofrecen al especialista un abanico de posibilidades terapéuticas capaces de dominar la artritis reumatoide en un alto porcentaje.

En este sentido, "estamos en la era de los biológicos", según afirmó el doctor, destacando la administración de Infliximab, comercializado por Schering-Plough con el nombre de 'Remicade', primer fármaco anti TNF, que es capaz de "bloquear componentes que intervienen en la enfermedad" y que, en estos momentos, se administra en el tratamiento de la artritis reumatoide en los Hospitales de Día. Entre sus limitaciones se encuentra, sobre todo, su alto coste, que asciende aproximadamente por paciente a los 6.000 euros; y que, pese a tener una tasa de efectos secundarios "aceptable", al producir inmunosupresión puede afectar a las defensas del paciente.

Por otra parte, es fundamental el seguimiento "estrecho y personalizado", ya que la evolución de la enfermedad variará según el control que se tenga del paciente. En este sentido, "el Hospital de Día facilita el control ajustado de la medicación con la seguridad de que se está administrando de la forma más correcta, y en el caso de aparición de cualquier efecto secundario, éste puede ser tratado en el propio hospital", señaló el doctor Rodríguez Lozano. Además, se ha podido observar que al paciente el beneficia el contacto con otros enfermos, a la vez que se reduce el coste de un ingreso hospitalario y aumenta la efectividad.

Los Hospitales de Día, como el del Doctor Negrín, se han convertido en centros de referencia para el tratamiento de muchos pacientes que, al poco tiempo de comenzar sus terapias biológicas en dichos centros, han recuperado la calidad de vida que les robaba la enfermedad ya que, entre otros beneficios, han visto cómo se ha conseguido "bloquear" la progresión de la enfermedad, han mejorado su capacidad motora, y remitido en gran medida los dolores que genera.

Aunque, en primer lugar, es necesario el diagnóstico y tratamiento precoz, ya que, según Rodríguez Lozano, "si a un paciente se le trata los primeros meses de la enfermedad, se va a ver una mayor mejoría funcional, una remisión de la enfermedad y mayor respuesta radiológica". "Existe un plazo (ventana de oportunidad terapéutica) al inicio de la enfermedad donde si se trata al paciente desde ese momento su respuesta es mucho mejor", el problema es que "en España existe un retraso diagnóstico para la artritis reumatoide de un año", añadió.

TRES DE CADA CUATRO PACIENTES SON MUJERES.

La SER estima que en total afecta a más de 200.000 personas, en un 75 por ciento de los casos a mujeres y puede presentase a cualquier edad. "Es una enfermedad de comienzo lento, sin ningún factor desencadenante" que, generalmente, según explicó el doctor Naranjo, afecta sobre todo a las muñecas, los dedos de las manos, las rodillas, los pies y los tobillos las partes más afectadas.

Los síntomas más claros son la fatiga, la rigidez matutina, la debilidad y dolores musculares generalizados, pérdida de apetito y, finalmente, dolor en las articulaciones. La agresividad de la enfermedad difiere en cada paciente y se estima que en el periodo de uno a dos años, si el paciente no está bien tratado, se puede producir una destrucción de las articulaciones, hasta el punto de deformarse de manera irreversible en las zonas más afectadas.

Asimismo, algunos pacientes con factor reumatoide o nódulos subcutáneos presentan una de las formas más severas de la enfermedad, del mismo modo se pueden ver sus efectos en la gran mayoría de órganos vitales.

UNA ENFERMEDAD QUE CUESTA 1.575 MILLONES.

Se trata de una enfermedad con grandes consecuencias sanitarias tanto por sus complicaciones físicas como económicas. Se estima que la destrucción de las articulaciones se produce en un 70 por ciento de los pacientes dos años después de ser diagnosticados; entre un 15 y un 20 por ciento requerirán a los cinco años una artoplastia por la destrucción articular; la tasa de depresión entre los pacientes oscila entre el 14 y 43 por ciento; a los 10 años más del 50 por ciento sufrirá una discapacidad grave; y su totalidad pude ver recortada su esperanza de vida entre 5 y 10 años.

Los costes directos sanitarios de la enfermedad en España ascienden a 1.575 millones de euros y representan el 70 por siendo de los gastos, asimismo los costes indirectos producidos por las bajas laborales se calculan en hasta un 5 por ciento de todas las incapacidades laborales permanentes. Además, se deben de tener en cuenta los gastos generados por la pérdida de la calidad de vida de estos pacientes.

I EDICIÓN DEl PREMIO PARA INFORMADORES SANITARIOS

La SER pretende, durante el próximo año y en todo el territorio nacional, según anunció el presidente de la sociedad, el doctor Joseph Blanch, dar a conocer, a través de campaña 'La artritis reumatoide, date un descanso. El Papel del Hospital de Día'', "la importancia que tiene el tratamiento de la artritis reumatoide y los hospitales de día", así como el destacado papel que están jugando en el tratamiento las terapias biológicas.

Asimismo, y con el objetivo de buscar el apoyo de los medios de comunicación, anunció que este año pondrá en marcha el I Premio de la SER para informadores sanitarios, que premiará al mejor trabajo que se haya publicado en medios de comunicación sobre algún aspecto de las enfermedades reumáticas. La sociedad otorgará un primer premio dotado con 4.000 euros y dos accésit dotados cada uno con 2.000 euros.

Otros articulos