Blookworks de Doherty

Trabajos de sangre

Europa Press



LONDRES/MADRID (OTR/PRESS)

Músico y novio de la modelo Kate Moss, Pete Doherty volverá a ser el centro de la atención mediática y, previsiblemente, de la polémica, ya no por sus excesos con la droga, sino por una de sus últimas y excéntricas ideas. Mañana, 15 de mayo, Doherty se estrena como artista en la prestigiosa galería Bankrobber del exclusivo barrio de Nothing Hill, en Londres, con una exposición muy peculiar: cuadros e impresiones hechos con su propia sangre que el visitante puede adquirir por unos miles de euros.

Las expectativas de los medios británicos sobre los 'Bloodworks' (trabajos de sangre) de su cantante más internacional, por controvertido, son enormes. Algunos consideran que Doherty podría sacar hasta 500.000 libras (731.311 euros) por la venta de los 14 cuadros y las diferentes impresiones que ha realizado con su propia sangre. Teniendo en cuenta que cada lienzo está valorado en 73.131 euros y que las impresiones van desde los 1.463 euros hasta los 29.260 euros bien podría ser ese el precio total de la exposición.

Desafortunadamente la idea de Doherty no es nada original, aunque seguramente sí será de la que más se hable: en Chile, el artista Marco Evaristti, ya pintó con sangre a personas muertas en accidentes de tráfico en Tailandia o reclutó a heroinómanos para que pintaran cuadros con una mezcla de sangre y la droga a la que estaban enganchados; y en Transilvania (Rumanía) Constantine Talpau se ha hecho famoso entre los turistas por vender cuadros pintados con sangre en la tierra de Drácula y fue un paso más allá que el resto al animar a la selección rumana con una bandera coloreada con sus glóbulos rojos.

Otros articulos