Ainan Celeste Cawley

Niño prodigio en Singapur

Europa Press

Ainan Celeste Cawley, un niño de Singapur de siete años de edad, ha aprobado un examen de Química del nivel 'O', que corresponde normalmente a jóvenes de 16 años de edad y que tanto en Estados Unidos como en los países de la Commonwealth sirve de referencia académica para acceder a la Universidad.

Ainan, mitad irlandés y mitad malayo, ya pronunciaba algunas palabras con apenas dos semanas de vida, gateaba a los cuatro meses, caminaba a los seis y ya corría con ocho meses, según informaron sus propios padres a través de su propia página de Internet.

El niño, que ha asistido a escuelas de Londres y Singapur, obtuvo el nivel 'O' en Química por el London Edexcel Board. En la actualidad, Ainan es el químico más joven mundialmente reconocido y se cree que es el único químico prodigio conocido en el mundo. Su padre, Valentine Cawley, es licenciado en Física por la Universidad de Cambridge.

El Nivel 'O' es el examen al que tradicionalmente se presentan en Reino Unido los jóvenes de 16 años de edad. Según los padres, el nivel de este examen es similar o incluso superior a los exámenes de graduación preuniversitaria estadounidense, ya que las universidades norteamericanas suelen enviar a los estudiantes de niveles 'O' directamente a los cursos de titulación. En los países del Commonwealth el examen de nivel 'O' suele servir de referencia académica.

Aunque nunca había leído un libro de texto de nivel 'O' antes del 18 de julio de 2006, Ainan se presentó al examen el pasado 18 de enero, exactamente seis meses después, en el British Council de Singapur. Junto a él había otros cuatro candidatos adultos. Ainan tenía sólo siete años y un mes de edad cuando se presentó al examen.

Cuando era pequeño, Ainan buscaba libros de ciencias en la biblioteca de la casa, mostrando preferencia por textos difíciles con complicadas ilustraciones sobre temas científicos, los cuales absorbía calladamente para luego comentarlos.

Hacia la edad de tres o cuatro años, Ainan estaba interesado en las formas híperdimensionales y dibujaba sus sombras en dos dimensiones a manera de juego intelectual. Algunas de estas formas tenían cientos de lados, lo cual no fue una sorpresa para su madre, Syahidah Osman Cawley, una artista ambidiestra.

Este interés hacia las estructuras abstractas se desarrolló posteriormente en un interés por las estructuras de las moléculas a medida que fue descubriendo la Química en Internet. A través de la navegación por la red, según los padres, Ainan se educó a sí mismo en la ciencia.

Cuando tenía seis años de edad recibió un libro de Química, y Ainan se sentó y leyó el texto, mostrando que lo entendía. Su familia le dio a resolver un examen de Química relacionado con el mismo libro y para el asombro de todos, Ainan contestó las preguntas correctamente. Su padre, Valentine Cawley, le dio inmediatamente un libro de texto de nivel 'O' en Química.

De momento, según sus padres, el niño ya ha leído un libro de texto en nivel 'A' y se espera que se presente este mismo año a un examen de ese nivel. Para ello requiere de experiencia en laboratorio, lo cual de momento no ha sido posible. En caso de conseguirlo, el jovencísimo científico podría presentarse al examen, propio de jóvenes de 18 años, antes de lanzarse a objetivos mayores, como la Universidad y la investigación científica.
Otros articulos