Picaduras en el pene

Picaduras en el pene


Recomienda esto a tus contactos
Europa Press

LOS ANGELES/MADRID, (OTR/PRESS)

La desaparición de millones de abejas reportada en los últimos meses por expertos en la materia puede tener grandes damnificados. Es el caso del cantante de los Rolling Stones, Mick Jagger, que, según declaraciones de un colaborador suyo a una emisora de radio de la BBC, ha usado en alguna ocasión a estos susceptibles insectos para aumentar no sólo el tamaño de su miembro viril, sino también para conseguir prolongadas y satisfactorias erecciones. Y es que el líder indiscutible de Sus Satánicas Majestades es humano, y como tal, tiene sus complejos.

Se dice que la curiosa y drástica medida de Mick Jagger con su pene viene de los ácidos comentarios que una de sus muchas compañeras de alcoba pudo hacerle en su día. De hecho, recientemente, la ex supermodelo estadounidense Janice Dickinson, de 51 años, divulgó en un programa de la televisión británica que el miembro del cantante de los Rolling se ajusta más a los cánones asiáticos que a los occidentales, es decir, que lo de Mick es más bien pequeñito.

A raíz de estos crueles comentarios, uno de los allegados del cantante, Julien Temple, director del vídeo 'Undercover of the night' y que actualmente se encuentra en México llevando a cabo una grabación con los componentes de los Rolling Stones, hizo unas asombrosas declaraciones al programa 'Filme' de la emisora Radio 4 de la BBC: "Jagger, de 63 años, cubrió su pene con una caña de bambú e insertó varias abejas, que al atacar el miembro lo hincharon e hicieron crecer de tamaño".

La estrambótica idea no vino en un arrebato de ira de Mick contra su miembro. Según Temple, se trata de "un rito iniciático de boda del Amazonas", al que el cantante de los Rolling se sometió durante el rodaje de la película 'Fitzcarraldo', en 1981, en la cual no pudo participar finalmente por problemas ajenos a la salvajada del bambú. "El rito iniciático del Amazonas incluía ponerse una caña de bambú en el pene y llenarlo de abejas, para que el miembro lograra el tamaño del bambú", añadió Temple.

Además del traumático trago por el que debía estar pasando Mick para someterse a tamaña atrocidad en partes que, no por pequeñas son menos delicadas, Temple hizo una afirmación que puede darnos una idea de lo que se le pasaba al cantante por la cabeza en esos momentos: "Mick pasó meses en la selva de Perú y yo creo que casi se vuelve loco allí". En todo caso, los científicos preocupados por la desaparición de las abejas en muchas partes del mundo, que dejen de buscar y empiecen a sospechar de un secuestro orquestado por el bueno de Mick.

Otros articulos